Champions: El Atlético de Madrid obra el milagro y se carga al Liverpool (2-3) con goles de Marcos Llorente y de Morata

Si hay Apocalipsis Nuclear sólo sobrevivirán las cucarachas, los autónomos y el Atlético de Madrid

Los reds no perdían una eliminatoria en Europa desde 2015 y no perdían un partido en Anfield Road desde septiembre de 2018.

Si hay Apocalipsis Nuclear sólo sobrevivirán las cucarachas, los autónomos y el Atlético de Madrid
Cholo Simeone. PD

Confirmado por los científicos. Si hay Apocalipsis Nuclear sólo sobrevivirán 3 especies: las cucarachas, los autónomos y el Atlético de Madrid.

Lo de los colchoneros comandados por el feroz Cholo Simeone quedó definitivamente confirmado este 11 de marzo de 2020 en el infierno de Anfield, en una noche en la que cayeron del cielo chuzo de punto

Y bajo la lluvia, el granizo y los supuestamente invencible ‘reds’, hubo milagro y de los grandes.

El Atlético de Madrid y los aficionados que viajaron a Liverpool contraviniendo los consejos de Sanidad no olvidarán la noche del 11 de marzo de 2020, y no va a ser por el coronavirus.

El Atlético de Madrid eliminó este 11 de marzo de 2020 de la UEFA Champions League al vigente campeón, el Liverpool de Jurgen Klopp.

Tras sufrir durante buena parte del partido, el equipo de Simeone remontó la eliminatoria y acabó remontando el partido en la prórroga para llevarse el triunfo por 2-3.

La victoria no sólo sirve para eliminar a los reds, si no que también rompió varios récords que ostetaban los británicos.

En primer lugar, el Atleti es el primer equipo que elimina en eliminatoria a doble partido al Liverpool de Klopp en una competición europea, que no perdían una eliminatoria desde febrero de 2015 cuando el Besiktas eliminó al equipo que entonces entrenaba Brendan Rodgers de la Europa League.

Sólo el Sevilla en la final de la Europa League de 2016 y el Real Madrid en la de la Champions 2018 se interpusieron entre el equipo del Merseyside y un título europeo desde que el técnico alemán llegó a Anfield Road.

UNOS COLOSOS

El Atlético completó la gesta de eliminar al campeón con un sufrido partido en Anfield, que fue una caldera. Supo aguantar el temporal cuando llegó, consiguió forzar al menos la prórroga, el mal menor, y en el tiempo extra dos tantos de un centrocampista poco goleador certificaron el pase para los cuartos.

Metió miedo el conjunto colchonero en el primer minuto del choque, con un gran pase de Joao Félix al espacio que Diego Costa recogió para sacarse un disparo que se estrelló en el lateral. No fue, sin embargo, más que una ilusión, pues desde entonces el dominio fue total y absoluto de los de Jurgen Klopp.

Un cabezazo de Wijnaldum y un remate de Salah fueron los primeros avisos, mientras que la primera gran ocasión fue de Alexander-Arnold, a la que respondió a la perfección un siempre seguro Oblak. En el bando rojiblanco, solo un remate de Felipe en un córner inquietó.

El dominio del Liverpool era intenso y constante, solo durante un intervalo de cinco minutos fue capaz el Atlético de quitarse de encima al intenso conjunto red. Jan Oblak se tuvo que lucir al sacar una gran mano a Firmino, que remató a bocajarro, y el Atlético pedía el descanso a gritos. Justo antes, sin embargo, llegó el gol del Liverpool. Un cabezazo de Wijnaldum desde más allá del punto de penalti puso la igualada en la eliminatoria al fijo del descanso.

El dominio inglés se intensificó tras el descanso, con Anfield volcado y vibrando con cada ataque de su equipo. Simeone movió ficha y sacó al campo a Marcos Llorente por Diego Costa, que se fue bastante enfadado, lanzando un claro mensaje: había que aguantar.

De nuevo se lució Oblak en un disparo de Oxlade-Chamberlain y entonces llegó el momento de Joao Félix, más liberado ahora en ataque. Dos contras claras con todo a su favor acabaron con dos disparos tibios, flojos, del luso. En el segundo, eso sí, dudó Adrián San Miguel y al rechazo casi llega Correa, al que le faltó solo un poco.

ACOSO LOCAL

Después de los dos arreones rojiblancos volvió el dominio local, casi convertido en asedio. Un remate de cabeza de Robertson se estrelló en el larguero y casi a continuación un trallazo de Oxlade-Chamberlain lo desvió como pudo Oblak, el Liverpool no daba descanso.

Pese al asedio, elAtlético aguantó. Una espectacular chilena de Mane y un remate de Salah tras un gran eslalon en el área fueron las últimas ocasiones delLiverpool: el partido se iba a la prórroga… pese a un gol de cabeza de Saúl en el último segundo del tiempo reglamentario, era claro fuera de juego.

La prórroga no cambió el escenario, con dominio total y absoluto de los reds. Avisó Wijnaldum con un remate que despejó el omnipresente Oblak, pero en la siguiente acción el esloveno ya no pudo hacer más milagros. Firmino remató de cabeza un gran pase de Alexander-Arnold, el balón se estrelló en el palo y le volvió al brasileño, que solo tuvo que empujar el balón al fondo de la red.

Fue un mazazo, un duro golpe para el Atlético, pero cuando peor pintaba todo un error de San Miguel al despejar lo cambió todo. Joao Félix recogió el regalo, le cedió a Llorente y su disparo se coló en la meta inglesa.

El protagonista inesperado se convirtió en héroe absoluto de la noche apenas unos minutos después. Volvió a recibir el balón en la frontal, esta vez con dos rivales delante, y de nuevo se sacó un gran derechazo que certificó la gesta, completada por el tanto final de Morata. el Atlético se clasificaba pa los cuartos de la Champions.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído