Las polémicas declaraciones de Mark Clattenburg al Daily Mail

El árbitro de la final de Milán reconoce sus errores: regaló un penalti al Atlético y el Madrid marcó un gol ilegal

"El Real Madrid se puso 1-0 en la primera parte pero el gol fue en fuera de juego"

El árbitro de la final de Milán reconoce sus errores: regaló un penalti al Atlético y el Madrid marcó un gol ilegal

Los Atléticos jamás olvidaran aquella final de la Champions League de 2016, el Real Madrid terminó llevándose la orejona en la tanda de penaltis.

Fue un partido muy igualado, aunque con el dominio inclinado hacia la balanza rojiblanca, Ramos adelantó a los merengues y Carrasco consiguió el empate.

Sin embargo, cuatro años después uno de los protagonistas del encuentro ha desvelado lo que muchos desconocían acerca de los ocurrido en el campo.

Mark Clattenburg, el encargado de arbitrar aquella final que terminó en la tanda de penaltis, admitió al Daily Mail que su equipo tuvo algunos fallos importantes durante el encuentro.

«En esa final, el Real Madrid se puso 1-0 en la primera parte pero el gol fue en fuera de juego por muy poco. Nos dimos cuenta en el descanso. Era una acción difícil y mi asistente falló«, señala al medio británico.

Pero ante este error, el colegiado tuvo que hacer un ajuste, algo que le sirvió para controlar a un jugador incómodo, Pepe:

 «Pepe hizo una falta sobre Torres. Estaba furioso y me dijo en perfecto inglés: ‘Eso no es penalti nunca, Mark’ Le dije: ‘Vuestro primer gol no debería haber subido al marcador’ y se calló. La gente pensará que es raro, porque dos errores no hacen un acierto. Los árbitros no pensamos así, pero los jugadores sí. Sabía que si le decía eso aceptaría la situación. No era nada divertido arbitrarle, tenías que estar vigilando constantemente”, añadió el colegiado.

Pepe, un dolor de cabeza

Clattenburg había hecho los deberes, y sabía de antemano que Pepe le daría problemas y así fue, «cuando lo vi estaba pensado ‘¿Así de flojo eres para ser tan grande?’, estaba rodando por el suelo, actuando. Lo intentó dos veces para ver si expulsaba a algún jugador del Atlético. Otro árbitro hubiera picado pero yo había hecho los deberes. Aunque intentaba no dejarme llevar por los prejuicios, conocía bien su forma de pensar y me hizo falta para intentar llevarle. Es un jugador del que no puedes fiarte. Un partido podía estar siendo fácil y, de repente, él hacía algo», concluyó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído