"Hablaré con él, no le pediré disculpas pero entiendo que pueda sentirse mal", dijo Setién.

Griezmann, la nueva crisis en el FC Barcelona: «¿En serio? 2 minutos, me dan ganas de llorar»

"Para hablar debes tener las llaves del camión y tú simplemente eres un pasajero", expresó el padre del futbolista contra el entrenador culé.

Griezmann, la nueva crisis en el FC Barcelona: «¿En serio? 2 minutos, me dan ganas de llorar»
Quique Setien y Antoine Griezmann

El FC Barcelona va de una crisis a otra.

El club dirigido por Quique Setién sufrió un nuevo varapalo, dado el objetivo de ganar LaLiga, al empatar con el Atlético de Madrid en el Camp Nou (2-2).

Tras el episodio que se vivió entre Lionel Messi y Eder Sarabia, o del dardo de Luis Suárez al propio entrenador, ahora se abre un nuevo episodio en el que Antoine Griezmann es el protagonista.

El delantero francés no salió como titular en el Camp Nou, y todo parecía indicar que no iba a contar con minutos en el encuentro, ya que, durante el segundo tiempo, Quique Setién se había decantado por Ansu Fati. Sin embargo, como si de un castigo se tratara, el galo entró al campo a los 90 minutos.

Tal decisión de darle solo el tiempo de descuento a una estrella del nivel de Griezmann es vista como una humillación en el mundo del fútbol.

El propio hermano del futbolista se manifestó contra la decisión del entrenador culé: «¿En serio? 2 minutos. Me dan ganas de llorar», escribió en Twitter un mensaje que posteriormente borró.

Y el padre no se quedó atrás y se expresó muy duramente contra el mister: «Para hablar debes tener las llaves del camión y tú simplemente eres un pasajero».

La conferencia de prensa que dio el entrenador dejó en evidencia la situación: «No pueden jugar todos y hay que decidirse por algunos. Siempre piensas que en un momento determinado puede hacer algo», aseguró Setién sobre esa sustitución a los 90 minutos.

«No lo he hecho antes porque estábamos jugando muy bien. Riqui (Puig) lo estaba haciendo bien, a Suárez siempre hay que tratar de tenerlo, a Messi también, porque no sabes nunca lo que va a pasar. No es fácil encontrarle sitio sin desestabilizar el equipo«, agregó el español, dejando una palabra que encendió la polémica: «Desestabilizar».

«Normalmente no hago cambios tan tarde si no es para perder tiempo. Confías que un jugador como él tenga una acción puntual que te gane el partido”, afirmó el entrenador, quien finalmente reflexionó:«Hablaré con él, no le pediré disculpas pero entiendo que pueda sentirse mal, y yo también por él porque es un gran profesional y una gran persona».

El broche de oro lo puso Diego Simeone, el que fuera como un mentor para el francés, fue consultado por la decisión de su colega y el argentino soltó una frase que quedará para la historia: «Sin palabras».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído