Los futbolistas pagaron 110.000 euros por reparación del daño y Fiscalía disminuyó de 5 a 2 años la pena solicitada

Enrich y Luna admiten que grabaron sin consentimiento a la mujer de su vídeo sexual y evitan entrar en la cárcel

"Quiero pedirle perdón a ella por las imágenes duras, me arrepiento mucho, no lo puedo ni mirar, pero así fue", ha dicho durante el juicio Enrich, actual capitán del Eibar.

Enrich y Luna admiten que grabaron sin consentimiento a la mujer de su vídeo sexual y evitan entrar en la cárcel

En el año 2016 fue difundido un vídeo con escenas sexuales que despertó un huracán de críticas, tres futbolistas estaban implicados en el asunto.

Este 14 de octubre de 2020 han explicado los hechos en el juicio que se celebra en San Sebastián, allí declararon que grabaron el clip sin el consentimiento de la mujer, aunque no dicen haberlo difundido, de esto acusan al jugador del Albacete Eddy Silvestre, según dicen «nunca pensaron hacerlo público».

No obstante, Silvestre ha negado que fuera él quien pasó el vídeo por «WhatsApp» a otros compañeros, ya que ha asegurado que lo borró después de que se lo enviaran Enrich y Luna. Los tres jugadores coincidieron en el Eibar en 2016 cuando se produjeron los hechos.

El Ministerio Fiscal y la acusación particular han rebajado su petición de penas a Sergi Enrich Antonio Luna de cinco a dos años de cárcel, por lo que el futbolista del Eibar y el exjugador armero, actualmente en el Girona, no tendrán que ingresar en prisión por la grabación y posterior difusión de un vídeo de contenido sexual.

Ambos organismos modificaron sus conclusiones, por una circunstancia atenuante con carácter «muy cualificada», y es que ambos acusados consignaron, previamente a la celebración del juicio, una cantidad de 110.000 euros en concepto de reparación del daño, una cifra superior a la solicitada.

«Quiero pedirle perdón a ella por las imágenes duras, me arrepiento mucho, no lo puedo ni mirar, pero así fue», ha dicho durante el juicio Enrich, actual capitán del Eibar. Luna, que ha llegado a ponerse a llorar, ha asegurado que «nunca lo hicieron para hacerle daño, ni mucho menos».

No obstante, la víctima había repetido en distintas ocasiones que no quería ser grabada, pero no le hicieron caso, y además difundieron las imágenes provocándole serios problemas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído