La guerra interna del club catalán empaña un buen debut en Champions

La doble traición de Piqué contra Messi al firmar la renovación con Bartomeu

Los acuerdos incluyen una "adecuación salarial temporal", rompiendo con la unidad del vestuario contra la rebaja salarial propuesta por la directiva

La doble traición de Piqué contra Messi al firmar la renovación con Bartomeu
Messi, Bartomeu y Gerard Piqué

La victoria del FC Barcelona por goleada en el estreno de la Champions League ha quedado empañada, la directiva del club decidió a última hora del martes 20 de octubre de 2020 anunciar la renovación de cuatro jugadores.

Entre los nombre destacan las figuras de Gerard Piqué, tercer capitán del equipo, y del aclamado portero Marc-André Ter Stegen, quienes han torpedeado la unión que había mostrado el banquillo en distintos frentes abiertos por la directiva del club.

Estos pesos pesados del vestuario han mirado por sus propios intereses, nadie puede culparlos, aprovechando la necesidad de propaganda de Josep Bartomeu, cuya imagen está por los suelos y con el voto de censura rondándole la cabeza. Mientras tanto dejan tirado a Messi y a su pugna con el nefasto presidente.

Piqué es muy conocido por su habilidad con los negocios, ya lo ha demostrado con aquella publicidad al fichaje de Griezmann y con todo lo vinculado a la Copa Davis, por lo que no extraña que haya jugado esta carta que le permite ampliar su contrato hasta el 30 de junio de 2024, con una cláusula de rescisión de 500 millones de euros. Esto sujeto «a que el jugador dispute un determinado número de partidos a partir de la temporada 2021-22», según informó la entidad azulgrana.

Ter Stegen amplia su contrato hasta el 30 de junio de 2025 y su cláusula de rescisión también queda fijada en 500 millones de euros. Mientras que a Lenglet y De Jong –el caso más inverosímil porque llegó la temporada pasada– se les amplia hasta el 30 de junio de 2026, con cláusulas de rescisión de 300 y 400 millones de euros respectivamente.

Los acuerdos también incluyen una «adecuación salarial temporal» por las «circunstancias derivadas de la crisis provocada por la COVID-19», explica la directiva del Barça.

Bartomeu, que quiere cuadrar las cuentas, ya se ha metido en el bolsillo a cuatro jugadores, a pesar de que en principio estos habían manifestado su descontento con la nueva bajada salarial del 25% impulsada por el club.

El asunto es una doble traición del tercer capitán, pues había firmado junto con Messi –y los otros dos capitanes– una carta en la que rechazaban la negociación, pero esta nueva artimaña política rompió aún más las costuras. Los jugadores, más divididos, ahora juegan el único partido que le interesa a la directiva.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído