El extremo blanco decidió el partido con un maravilloso gol en los minutos finales

O´ Rey Vinicius

El crack brasileño continúa siendo la figura más importante del conjunto blanco y fue clave en la victoria contra el Sevilla por 2 a 1

O´ Rey Vinicius
Vinicius PD

Vinicius Jr. está llamado a ser un crack mundial, si no es que lo es ya. Porque los verdaderos reyes del fútbol aparecen en los momentos más importantes, y la victoria contra un gran Sevilla permite al conjunto de Carletto dar un golpe sobre la mesa y mostrarse como claro favorito a llevarse el título liguero. Y en especial gracias a Vinicius.

Su tanto anoche en el minuto 88 decidió el partido, a pesar de que el equipo de Lopetequi, que volvía a la que fue su casa, fue claramente superior en la mayor parte del encuentro. El brasileño recibió en la banda izquierda un balón alto de Militao que controló de forma orientada con el pecho lo que le permitió zafarse de su marca y encarar hacia la portería. Después, realizó un magnífico golpeo de balón a la escuadra izquierda del portero sevillista, lo que hizo inútil su estirada y el balón entró como mandan los cánones.

El gol algunos lo comparan con uno marca de la casa del mismísimo Cristiano Ronaldo, y las comparaciones aumentan aún más con este, cuando en la celebración, el crack brasileño realizó el típico gesto de calma, calma, aquí estoy yo, implantado en los corazones de los merengues tras un gol marcado por CR7 en el Camp Nou.

Lo que está claro, es que la mejoría de Vini ha llegado y empieza a ser ese jugador clave que no sólo regatea, sino que también asiste y marca golazos como el de anoche ante un rival directo. Muchos le consideran ahora mismo el jugador más en forma del mundo, por delante incluso de Messi, Cristiano, Mbappé, Lewandowski y compañía.

Su trabajo y constancia, gracias a su compromiso con el club blanco pero también al grupo que cuida desde su alimentación hasta sus finanzas, ha conseguido enamorar al madridismo y calificarlo como el futuro balón de oro.

Sus aportaciones sobre el terreno de juego hablan por sí solos con 11 tantos y 5 asistencias en 19 partidos disputados, además de formar un temible ataque junto con Benzema.

Lo que queda claro, es que queda Vini para rato y mientras, el Madrid baila «samba» por tener en sus filas a un auténtico crack.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído