SE ENFRENTARÁN EN LOS OCTAVOS DE LA CHAMPIONS

Todos los detalles por los que el morbo en el PSG-Real Madrid será máximo

Las diferencias que ha habido entre los blancos y los parisinos hacen más atractivo este duelo

Todos los detalles por los que el morbo en el PSG-Real Madrid será máximo
Messi/Jugadores del Real MAdrid PD

Florentino siempre ha querido respetar al PSG y siempre ha existido una cordialidad entre ambos clubes. Pero este último año se ha tensado bastante la cuerda. El tema de la Superliga primero,ya que Al-Khelaïfi es amigo íntimo de Aleksander Ceferin -actual presidente de la UEFA-, y forma parte del Comité Ejecutivo de la UEFA. También es el presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA), cargo que ostentaba Andrea Agnelli -presidente de la Juventus y uno de los clubes que apoyaban la Superliga- hasta que se presentó el proyecto presidido por Florentino Pérez.

El Real Madrid no está dispuesto a permitir que el fútbol muera y que los Clubes-Estado acaben haciéndose dueños de todo por decreto. La UEFA se aprovecha de su situación de monopolio y no sólo mira hacia otro lado con el Fair Play Financiero, sino que también se ha convertido en una organización opaca, sectaria y con otros fines que poco tienen que ver con el deporte.

Después llegó el ‘Caso Mbappé’. La historia ya venía de lejos, pero no ha sido hasta éste verano cuando el jugador pidió al PSG que le abriese las puertas. Quería jugar en el Real Madrid a toda costa y, con el Mundial de Catar a la vuelta de la esquina, no estaban dispuestos a satisfacer sus deseos. Han intentado presionar al jugador y su entorno de todas las maneras, pero su decisión es firme. En menos de un mes será libre para firmar su nuevo contrato con el Real Madrid.

Otro problema de los blancos con el PSG lo tienen con Leonardo, director deportivo del conjunto galo, que atacó directamente a Florentino, Ancelotti y Karim Benzema por hablar en público sobre Mbappé. Su prepotencia no gusta nada en el Santiago Bernabéu. Es una persona que no respeta a un club histórico como el Real Madrid y, aunque sólo sigue órdenes, su modus operandi molestó bastante en el conjunto blanco.

El penúltimo frente abierto que tendrá el Real Madrid en esta eliminatoria de octavos contra el PSG tiene nombre y apellidos: Sergio Ramos. El ex-capitán, si se lo permiten las lesiones, regresará a la que fue su casa. Y no parece que vaya a tener un reconocimiento muy acogedor sobre todo tras las declaraciones de hace unos años en las que aseguró que nunca jugaría en un equipo que pudiese competir contra el Madrid.

Si a todo esto se añade que Messi volverá a jugar en el Santiago Bernabéu, estadio en el que ha dado varios disgustos a los madridistas con los colores de la camiseta del máximo rival genera que la eliminatoria estará cargada de morbo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído