Evolución o revolución, dos caminos a seguir

Dilema de los equipos F1 ante el 2010

La lucha por la victoria la próxima temporada ha comenzado

El fantasma de otro año sin victorias ni competitividad ronda la cabeza de los equipos grandes de la F1 y para evitarlo hay dos estrategias a seguir: abandonar la lucha y concentrar todos los recursos en el coche de 2010, o evolucionar hasta el final el monoplaza de 2009 y obtener el mayor número de experimentos y datos útiles para no volver a repetir el error de un diseño equivocado.

Estrategia Red Bull y McLaren (evolución)

Vettel lucha por el mundial a pesar de descontar 16 puntos a tan sólo dos carreras del final respecto al líder. Los británicos luchan desesperadamente por el tercer puesto del campeonato constructores con Ferrari, que supone, no sólo el box a ocupar en 2010, sino una prima económica importante para equilibrar el presupuesto. 

El Red Bull que arrasó con Vettel al volante en Suzuka presentaba evoluciones en el nuevo difusor que estrenó en Singapore. McLaren, y el equipo de la bebida energética continúan la evolución.

  • El difusor trasero presenta una parte central separada de la estructura deformable, que acelera el aire, mejorando el flujo y eficiencia de todo el tren trasero.
  • En la parte lateral externa del difusor aparece un nuevo perfil aerodinámico inspirado en el que usa McLaren (el equipo que más ha evolucionado en la segunda parte de la temporada).

Estrategia Ferrari y Renault (con la cabeza en 2010)

Ferrari trabaja a toda máquina en el monoplaza que Massa y Alonso pilotarán en 2010, con unos parámetros bien definidos y usando los test en recta permitidos por la FIA para probar soluciones en clave 2010.

La base del proyecto de Maranello es el RB5, pero ¿cuál de todos?, el que luchó en Singapore, o el que arrasó en Suzuka,porque hay matices diferenciadores. El equipo italiano se arriesga a perder dinero si ceden la tercera posición, mientras sus competidores siguen desarrollando en los últimos compases del campeonato, consiguiendo probar en carrera, lo que no pueden hacer en pruebas privadas (prohibidas por la FIA), como hizo Webber en la última parte de carrera al montar un alerón delantero inédito.

El año pasado Ferrari evolucionó hasta el final y hoy pagan el no haber dedicado más tiempo al F60. El dilema está en el aire, en Febrero con Alonso, Hamilton y Vettel al volante, veremos quién tomó la decisión acertada.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído