Gran Premio de Motociclismo de Valencia

Simón demuestra por qué es el campeón y gana la última carrera de 125 cc

Ya poseía el título y podía haberse conformado con menos

Un día más en la oficina para Julián Simón. Esta mañana de domingo acudió a su trabajo –dar vueltas a toda mecha a los circuitos– sin necesidad de esforzarse: ya era campeón del mundo de 125 cc desde hace dos carreras.

Empezó el año con victoria y lo termina machacando. Vencedor en el GP de Valencia por delante de Schmidt, suma así su séptima victoria de la temporada.

El sábado ya había conseguido la pole.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído