Gran victoria del australiano que aprovechó las averías de Rosberg y Hamilton

Ricciardo da el golpe en Montreal y hace que Red Bull supere a Mercedes

Fue una prueba trepidantemente loca e imprevisible, electrizante, la primera que se le escapa a Mercedes en lo que llevamos de año

Tras comandar el pelotón durante más de media carrera y de haber realizado las dos paradas programadas, a los dos coches plateados se les fundieron los plomos por una avería en el sistema de recuperación de energía (ERS)

Después de que los comisarios le arrebataran el podio en Melbourne nada más bajarse de él y delante de sus paisanos, Daniel Ricciardo siguió demostrando por qué fue el elegido por Red Bull para acompañar a Sebastian Vettel consolidándose en la tabla de puntos por delante del tetracampeón.

Ricciardo ha roto todos los pronósticos con una trabajada y brillante victoria en el Gran Premio de Canadá, lo que acaba con la racha de seis victorias consecutivas de Mercedes.

El australiano aprovechó los problemas finales que atravesaron los dos monoplazas alemanes con un gran adelantamiento final sobre Nico Rosberg a falta de dos vueltas que le dio una inesperada y merecida victoria, sobre todo por su brillante temporada.

Sin duda se trata del mejor gran premio del año en la que por primera vez desde Australia, donde Lewis Hamilton tuvo que abandonar, se pudo ver la primera debilidad de los dos coches a mitad de carrera, tanto en la unidad de potencia como en los frenos, siempre muy castigados en esta pista.

El australiano fue el más listo de los pilotos de cabeza y se aprovechó de un equipo Mercedes que vivió su carrera más problemática.

La marca alemana vio como Lewis Hamilton (Mercedes) se despedía de la prueba tras un problema de frenos y como Rosberg perdía potencia en sus últimas vueltas como resultado de la pelea entre ambos, para quedar a merced de un Ricciardo que se sube a lo alto del podio por primera vez en su carrera.

Por su parte, Ferrari siguió con su particular temporada y demostró que está a un mundo de distancia de ser aquel equipo que fue temido con Michael Schumacher a los mandos.

Ya ni las esperadas mejoras que traen desde Maranello hacen que el ‘tifossi’ de la escudería italiana recupere la esperanza de ganar una carrera. Alonso sólo pudo escalar una posición con respecto a la salida, mientras que Kimi Raikkonen acabó el décimo de los once pilotos que acabaron la carrera.

Como en las seis citas anteriores, la marca de la estrella plateada llegó a dominar la prueba con una amplia diferencia con el resto de rivales. Sin embargo, a mitad de carrera las alarmas comenzaron a sonar en el garaje de Mercedes. Los monoplazas comenzaron a rodar tres segundos más lentos que sus perseguidores y los nervios entre los pilotos comenzaron a crecer.

En ese momento, Felipe Massa (Williams) apareció en escena para inquietar aún más a Rosberg y a Hamilton, adelantando a ambos y reanimando el eterno pique entre el alemán y el británico por acabar por delante. Finalmente, la lucha interna en el equipo alemán acabó con un malogrado campeón del Mundo que tuvo un problema en los frenos y que tuvo que volver al box antes de tiempo.

En las posiciones nobles de la carrera, Sergio Pérez (Force India) se colocaba en puestos de podio seguido de los dos Red Bull, mientras que Hulkenberg (Force India), Bottas (Williams), Alonso y Button (Mclaren) luchaban por quedar en una mejor posición dentro del ‘Top 10’.

RICCIARDO ADELANTA A ROSBERG Y MASSA Y PÉREZ SE ESTRELLAN EN LA ÚLTIMA VUELTA.

En el último tramo de carrera, Massa tuvo que remontar a la cuarta posición tras pasar por el box y Rosberg comenzó a ver peligrar la victoria a medida que el grupo de Pérez, Ricciardo y Vettel se acercaba y apretaba la lucha por el triunfo.

Las distancias se redujeron a falta de dos vueltas para el final, cuando el australiano atacó al alemán y se encaminó hacia el primer triunfo de su carrera en la F1.

Por detrás, Vettel se imponía a un malogrado Sergio Pérez al que sus neumáticos abandonaron y que no pudo acabar una heroica carrera tras un choque con Massa que estrelló a ambos con los muros y que obligó a que el Safety Car saliera a pista para cerrar la carrera.

Así las cosas, el triunfo del Red Bull acaba con la hegemonía de los alemanes –que habían ganado las seis primeras carreras– y se mete en el podio de la Clasificación de Mundo con 79 puntos.

En ella, Rosberg se mantiene en el liderato con 140 puntos a 22 de Hamilton (118), mientras que Fernando Alonso queda relegado a la cuarta plaza (69) a nueve del tetracampeón del Mundo Sebastian Vettel (60), que es quinto.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:

rong>

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

NEUMÁTICOS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído