Aleix Espargaró: «No he venido a Suzuki para estar fuera del ‘Top 10′»

El piloto español de MotoGP Aleix Espargaró ha asegurado que su objetivo para esta temporada es «estar arriba» ya que no optó por Suzuki, en el regreso de la marca japonesa a MotoGP, para estar «fuera del ‘Top 10′» si bien ha reconocido que la moto todavía está «muy verde» y lejos del potencial que esperaba tener.

«Va a ser difícil estar delante desde el principio, pero si he venido a Suzuki no es para estar fuera del ‘Top 10’. El objetivo es estar arriba. Quizás no para pelear con las Honda, Yamaha y Ducati oficiales pero sí para estar justo detrás», explicó el mayor de los hermanos Espargaró en un acto promocional ayer jueves con ‘Prink’ en Sabadell.

En este sentido, aseguró que lo mejor que le puede suceder a él, y a su compañero Maverick Viñales, es que hay «mucho margen de mejora». «Y en cambio, equipos que sabemos que ahora están por delante, no van a evolucionar tanto de aquí a final de temporada», auguró.

«Todavía estamos lejos de donde queremos estar. Hemos ido progresando, pero hay mucho por hacer. Con el cambio de equipo noto mucha diferencia, es mucho más grande, hay más responsabilidad, más expectación… Lo que nos pasó en el test de Valencia fue que tuvimos muchos problemas de motor y ahora lo hemos solucionado», argumentó.

El de Granollers afirmó que, más allá de los problemas con la potencia de la moto, le cuesta mucho adaptarse a su nueva montura. «El tamaño de la moto es un handicap para mí. Los probadores japoneses de Suzuki son más pequeños y en ese sentido han hecho una moto más a medida de Maverick. Ahora he estado una semana en Japón trabajando con el túnel del viento y cada vez me siento más cómodo», matizó.

«Desde el principio el proyecto Suzuki era el que más ilusión me hacía. Al principio tendré que tener más paciencia, la moto todavía está un poco verde, pero cuando todo se ponga en su sitio, el equipo me empezará a pedir resultados y el hecho de ser piloto oficial me pone presión. Pero lo veo bueno», se sinceró en este sentido.

Sobre su compañero de equipo, Maverick Viñales, subrayó que «tiene mucho talento». «Quizás en carrera le cuesta un poco, pero ahora mismo a una vuelta es muy rápido. El año pasado hizo una temporada espectacular en Moto2. Hemos estado entrenado juntos, ya nos conocíamos de antes y nos llevamos muy bien», apuntó.

En cuanto a su hermano Pol, que seguirá en el Yamaha Tech 3, cree que debería hacerlo «mejor» que en el pasado Mundial porque «ya tiene un año de experiencia, tiene una moto oficial y tiene que intentar estar con los cuatro primeros». «Luchará para estar delante, seguro. Yo confío en que esté dando guerra con las dos Yamaha y las dos Honda», deseó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído