Pol Espargaró, intervenido en el antebrazo derecho: «Por suerte ha ido bien»

El piloto español de MotoGP Pol Espargaró (Yamaha) ha sido sometido a una intervención quirúrgica en su antebrazo derecho para resolver los problemas generados por el conocido como síndrome compartimental, la misma afección que padeció Dani Pedrosa, y ha asegurado que la operación «ha ido bien» y que podrá trabajar en breve para intentar correr el Gran Premio de Italia.

«En Le Mans el dolor ha sido peor porque me empezó a costar pilotar desde muy pronto. Por suerte la operación ha ido bien y puedo empezar a trabajar en breve para intentar llegar en las mejores condiciones posibles a las siguientes carreras», aseguró el piloto tras la intervención en declaraciones facilitadas por el equipo.

Espargaró había notado molestias en su brazo durante la pasada carrera del GP de Francia, con una pérdida de fuerza que arrastró desde la vuelta 7. Al no ser una dolencia habitual –había tenido otros capítulos esporádicos, el último en Jerez– decidió seguir un simple proceso de recuperación con fisioterapia, aunque la persistencia de estos síntomas aconsejaron acudir a una revisión médica y, en ella, apostar por la intervención.

A partir de ahora, el catalán podrá comenzar cuanto antes el proceso de recuperación y así llegar en el mejor estado posible a la próxima cita del Mundial, que se va a disputar el fin de semana del 31 de mayo en el circuito de Mugello (Italia). La operación tuvo lugar en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca (Madrid) y ha sido llevada a cabo exitosamente por el doctor Angel Villamor, que revisará a Espargaró a finales de esta misma semana.

«Como ya había notado algunas veces estas molestias pensaba que poco después de la carrera se me pasarían, pero no fue así. De todas formas, seguí con la idea de visitar a un fisioterapeuta, aunque rápidamente vimos que necesitaba que me viese un especialista. Hemos decidido acelerar al máximo el proceso de consultar al médico, en este caso a Angel Villamor, y de meterle mano al brazo para así tener el máximo de días posibles entre la operación y la próxima carrera», explicó Pol Espargaró.

En este sentido, añadió que había notado algunas otras veces esa sensación pero «sin darle importancia». «En estas dos últimas carreras ha sido un poco más grave. En Jerez lo achaqué al tipo de circuito y al esfuerzo que hice en las primeras vueltas tratando de seguir primero a Lorenzo y Márquez, y después a Rossi y a Crutchlow», argumentó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído