El padre de Jules Bianchi: «Mientras hay vida, hay esperanza»

MONACO, 21 (Reuters/EP)

El piloto francés Jules Bianchi sigue luchando por su vida, una pelea en la que su familia mantiene la esperanza de victoria tal y como confesó este jueves su padre Philippe, en un día especial por la celebración estos días del Gran Premio de Mónaco, donde el año pasado Jules vivió su mejor momento en la Fórmula 1.

El piloto de 25 años permanece en coma en un hospital cercano a su natal Niza, a pocos kilómetros de Montecarlo, después un terrible accidente el año pasado en Japón en el que sufrió duras lesiones cerebrales. Antes del accidente, en el Principado, Jules Bianchi logró sus primeros puntos en la Fórmula 1.

El francés quedó noveno en la cita monegasca, dando además los primeros dos puntos a su equipo Marussia, con serios problemas económicos y que se benefició de aquel resultado. «Jules está aquí. El está aquí todavía y está luchando. Todo el mundo que piensa en él le da fuerzas», dijo Philippe en una entrevista al Canal Plus francés.

«Creo que puede sentir los ánimos de la gente y eso es hermoso, estamos emocionados», indicó el padre de un Jules recordado también estos días en Mónaco por los pilotos de Manor Marussia con unas pulseras rojas con su nombre.

El padre de Jules reconoció a pesar de todo que la familia tiene que estar preparada para lo peor. «Lo primero es que Jules está vivo, es lo más importante para nosotros. Pelea con las armas que tiene aunque neurológicamente no estoy seguro de que pueda hacer muchas cosas.

«Verle pelear nos da mucha esperanza. Mientras hay vida, hay esperanza, a pesar de que después de tanto tiempo lo que esperamos es un milagro. Cada día es muy difícil», indicó un Philippe que reconoció que aquel cinco de octubre en Suzuka la familia Bianchi dejó de vivir.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído