Sainz: «Si no pasa nada raro lucharemos por los doce primeros»

El piloto español Carlos Sainz (Toro Rosso) ha asegurado que si no sucede «nada raro» luchará por estar entre los «doce primeros» en el Gran Premio de Italia, en el que partirá decimoctavo tras una sanción de 35 posiciones en la parrilla de salida, y ha afirmado que el único «placer» de este sábado ha sido confirmar que iniciará la prueba por delante de los Red Bull.

«Si no pasa nada raro lucharemos por los doce primeros y si hay cosas raras, podremos meternos entre los diez», indicó en una entrevista en Movistar TV. «Mi clasificación ha sido un poco más complicada de lo que haya podido parecer, era la primera vez que probaba el coche descargado de gasolina y con el neumático blando de verdad y lo he tenido que aprender todo en el primer ‘run’ de la Q1», prosiguió.

En este sentido, reconoció su satisfacción por superar a los Red Bull. «Muy satisfecho porque hemos hecho todo que tocaba, porque hemos pasado a la Q2 por delante de los Red Bull. Una vez en la Q2 hemos visto que Kvyat salía con neumático viejo solo para salir por delante mañana y hemos decidido salir a cubrirle y jugárnosla los dos a una vuelta en el último momento; le he conseguido ganar y estoy muy contento con estar por delante, era lo máximo a lo que podíamos aspirar hoy, nuestro único placer de hoy», indicó.

«Iba atacando fuerte porque me la estaba jugando con los dos Red Bull. Era el único placer o mensajito que se podía mandar hoy, quedar delante de ellos», añadió. «He hecho dos décimas más lento con el neumático usado. Al final le he conseguido meter a Kvyat esa decimita que nos permitirá salir decimoctavos», recalcó.

Por otra parte, consideró que el monoplaza responde bien, y destacó que al no tener ‘grip’ aerodinámico deben centrarse en el ‘grip’ mecánico. «El coche era la primera vez que lo probaba sin gasolina en todo el fin de semana, hasta ese momento habíamos ido cargados y ni había mirado los tiempos. El coche se está comportando muy bien, es una pena que corramos tan poquito en recta, pero va realmente bien», subrayó.

«No sabíamos dónde estábamos porque no habíamos probado el coche en estas condiciones. Ibamos un poco a ciegas. De repente he puesto el neumático blanco con poca gasolina en la Q1 parecía que íbamos bien. Meternos en la Q3 era inviable pero sí podríamos haber sido undécimos o duodécimos si hubiese puesto el neumático nuevo en la Q2», continuó.

En este sentido, cree que podrán hacer algo destacable en Monza. «Sabemos que llevamos los deberes hechos, no se puede hacer más tandas largas de las que hemos hecho este fin de semana, así que tenemos esa confianza de que el coche va muy bien en tandas largas y de que podríamos tener opciones mañana de quedar en puntos», manifestó.

El madrileño, que apuntó a «la degradación» y el «punto de suerte de que alguien cometa un error» como claves para la carrera, espera que puedan ir a una parada. «Ojalá. Vamos a intentar hacer las menos posibles; si conseguimos hacer una, perfecto. Es posible, pero mañana la temperatura va a volver a subir, eso significa más degradación. Lo vamos a intentar», aseveró.

«No va a ser fácil. Hay que intentar salir bien, la primera curva es un embudo total. Sobre todo saliendo desde atrás, se frena muy pronto en la primera curva porque hay efecto atasco. A ver por dónde nos metemos para intentar adelantar a alguien», prosiguió.

Por último, analizó su sanción de 35 posiciones en la parrilla de salida por cambiar el motor, una penalización que también deberá cumplir su compañero de equipo, el holandés Max Verstappen. «Es muy ridículo. Tanto Max como yo estábamos hablando como si no pasase nada, como si no hubiese clasificación ni tensión. Es una sensación extraña en una calificación en Monza, dos ‘rookies’ así relajados», concluyó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído