Se calienta el GP de Valencia del 8 de noviembre de 2015

Dos ‘hienas’ camorristas la emprenden con Marc Márquez

Stefano Corti y Alessando Onnis, autores de la más que pesada broma al piloto de Moto GP

Dos 'hienas' camorristas la emprenden con Marc Márquez
Stefano Corti y Alessando Onnis. EP

Su programa se llama ‘Las Hienas’ y nunca vino mejor un título de programa para definir a los energúmenos periodistas italianos que fueron a montar algo más que un show de dudoso gusto a la casa de Marc Márquez.

El piloto español sufrió en la tarde del 30 de octubre de 2015 un desagradable incidente con varios periodistas italianos en el que se ha visto zarandeado, agarrado e insultado en su propia casa y con un arañazo en el cuello.

Los hechos han sucedido a media tarde, cuando Marc regresaba de hacer ‘dirt track’ junto a su hermano y su padre. Allí esperaban apostados en la puerta del parking de su adosado Stefano Corti y Alessando Onnis, junto a un cámara, todos ellos periodistas del polémico programa Le Iene (Las Hienas), una especie de ‘Caiga quien Caiga’ aunque, al parecer, algo más pasado de vueltas.

Al parecer, según detalla Marca, se han acercado a Marc para entrevistarle de forma socarrona, pero Marc se ha negado. Luego entraron dentro del párking y la cosa ha pasado a mayores cuando han sacado dos botellas de cava que han roto contra una pared y el suelo para simular un podio. Juliá, el padre, salió de la furgoneta enfadado, ya que además los periodistas portaban una especie de trofeo, la ‘Copa di Minchia’, que venía a ser un gigantesco aparato genital masculino, según testigos presenciales.
Cuando ha visto el cariz de la situación, Marc ha optado por entrar dentro del garaje, invitando a salir de su propiedad privada a los periodistas, que en ese momento habrían agarrado del brazo y zarandeado al español, además de sujetarle por el cuello, por lo que ha resultado herido, aunque de escasa consideración.

Rápidamente la familia se ha puesto en contacto con la policía y los Mossos d’Esquadra se han personado en la casa deteniendo a los tres periodistas y quitándoles las imágenes. Éstos se quejan de que les han roto las cámaras, y están en el hospital con supuestas lesiones.

«Llegamos a casa de los padres, donde conocimos a Marc, a su padre, a su hermano y un amigo. Pero cuando tratamos de ofrecer la copa, fuimos atacados y en el forcejeo nos rompieron la cámara y quitado las tarjetas de memoria con las imágenes. Probablemente querían una copa más grande», fue la versión de los periodistas.

El piloto ya ha denunciado los hechos a la policía en una desagradable vuelta de tuerca a la imparable escalada de acontecimientos y declaraciones tras lo ocurrido en Sepang con Valentino Rossi.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído