Nico Rosberg se desquita en México y aprovecha el abandono de Vettel

El piloto alemán de Fórmula 1 Nico Rosberg (Mercedes) ha conquistado este domingo el Gran Premio de México, antepenúltima cita del Mundial, después de un autoritario dominio sobre el exigente trazado del Autódromo Hermanos Rodríguez, donde se impuso por delante del flamante campeón mundial Lewis Hamilton (Mercedes) y el finlandés Valtteri Bottas (Williams).

Rosberg se desquitó de lo sucedido en Sochi y Austin, la tónica general de una temporada con fallos que facilitó el título para su compañero hace siete días. El alemán celebró la cuarta victoria de la temporada y de paso se alzó a la segunda posición del Mundial (272 puntos), a costa de un Sebastian Vettel (Ferrari) que terminó abandonando en una aciago Gran Premio (251).

Bottas por su parte también se aprovechó del abandono del otro Ferrari, el de su compatriota Kimi Raikkonen en una acción entre ambos, y con su tercer puesto dio un paso importante en la lucha directa con el bólido rojo (123) por el cuarto puesto del Mundial, la cual pasa a ostentar (126 puntos). En cuanto a los pilotos españoles, el McLaren de Fernando Alonso se vio obligado a abandonar en la primera vuelta por fallo en el motor eléctrico y Carlos Sainz (Toro Rosso) hizo decimotercero.

El retorno de la Fórmula 1 a México después de 23 años coincidió con el reciente campeonato de Hamilton, que celebró su tercer título Mundial en Austin. Sin embargo, el calor de la grada y del asfalto, y la lucha por el podio general con dos carreras por delante sirvieron los alicientes. Ahí, el protagonista, saliendo de la pole y sin rival, fue Rosberg.

El alemán, que venía de dos errores en Rusia y Estados Unidos, este segundo para terminar de hincar la rodilla ante su compañero, fue el mejor en México. En cambio, Vettel, que aspira a meter su Ferrari entre los dos Mercedes en el Mundial de pilotos, acumuló un error tras otro hasta terminar estampado en un lateral y con el consiguiente abandono.

La gestión de los neumáticos y las paradas resultaron la principal preocupación para los equipos, aunque la carrera quedó agrupada y condicionada con el ‘safety car’ que provocó Vettel en el tramo final. Con 13 vueltas por delante los primeros puestos no cambiaron. Rosberg aguantó a Hamilton, con el inglés aún discutiendo por radio su entrada obligada a cambiar neumáticos.

Por detrás, Bottas, que nada pudo hacer por no echar de la pista a Raikkonen en un intercambio de papeles por lo que ocurrió en Sochi, y los Red Bull de Daniil Kvyat y Daniel Ricciardo. El héroe local, el mexicano Sergio Pérez, entró vitoreado en octava posición.

Por su parte, el piloto español Carlos Sainz terminó peleado con los neumáticos y perdiendo ritmo en el tramo final. El de Toro Rosso se tuvo que contentar con un decimotercero puesto en México cortando la buena progresión de las últimas carreras. Peor le fueron las cosas a un Alonso que se vio obligado al octavo abandono de la temporada en la primera vuelta de la carrera.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído