Motor

La épica celebración de Alonso tras su triunfo en Daytona

Fernando destacó el valor de haber ganado la mítica carrera estadounidense con poca preparación y experiencia al volante del Cadillac

La épica celebración de Alonso tras su triunfo en Daytona
Alonso MD

¡Ya era hora!. «Bueno, bueno, bueno, ¿dónde estamos? ¡Ganamos Daytona!». Estas fueron las primeras palabras de un Fernando Alonso emocionado al llegar al podio tras vencer la mítica cita americana ayer, realizando un directo de Instagram para que sus aficionados no se perdieran detalle del inicio de la celebración de su triunfo en las 24 Horas de Daytona. El español había estallado de júbilo minutos antes cuando la IMSA comunicó que la carrera no se reanudaría por las malas condiciones meteorológicas. Fue todo un alivio que llegó después de más de 1 hora y 50 minutos de tensa espera en la que se vio al asturiano, junto a sus compañeros, nervioso en el box de su equipo pidiendo una decisión de dirección de carrera, según recoge Fabio Machi en mundodeportivo.

Al ovetense incluso se le vio meditando con las manos juntas y los ojos cerrados, como si estuviera rezando para que se le entregara por fin la victoria que tanto anhelaba y que tanto mereció. Se llevaba las manos a la cabeza y resoplaba, hasta que por fin supo que lo había logrado.

En su equipo, tras ser el más rápido de todos y el más decisivo, le escogieron como el encargado portar el Cadillac #10 a la ceremonia del podio y llevar a sus compañeros encima del capó hacia el lugar en el que recibirían uno de los trofeos más preciados, el Rolex Daytona, una precia única que tan solo poseen los ganadores de dicha carrera. Fernando estaba desatado. sacó el móvil para no perderse detalle, realizar vídeos y ‘selfies’ con sus compañeros y finalmente saborear el triunfo en lo más alto del podio. Una victoria que unos minutos después, ya más calmado, ante la prensa, definió como «algo muy grande».

«Esta victoria está muy arriba en el ranking. Ganar este tipo de carreras de resistencia en un lugar tan icónico como Daytona significa muchísimo», expresó el ovetense al hablar de la importancia de su reciente logro. «Ganar sin experiencia y solo habiendo competido el año pasado es algo muy grande», destacaba el español, reconociendo sin embargo que estuvo «en el lugar adecuado en los momentos adecuados, por lo que estoy contento por ello».

«Es increíble. Es sencillamente una increíble experiencia con este equipo, desde los test hasta ahora en la carrera. Hemos hecho una ejecución perfecta de la prueba», añadía en reconocimiento al conjunto de Wayne Taylor, refiriéndose al buen trabajo en equipo en condiciones tan complejas como las que se dieron ayer.

«Hemos pasado por condiciones muy diferentes y hemos sido competitivos en todas ellas: en seco, en mojado, de noche y de día. Estoy muy contento», finalizó Alonso, que ayer se fue a dormir con otro trofeo debajo del brazo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído