El mayor error arbitral de la historia del deporte

Atraco con mortero a España en el Europeo de fútbol sala

Los colegiados anularon un gol clarísimo creyendo que el balón había dado en el poste

Venancio López: "Ellos sabían que había sido gol, debían haberlo tirado fuera. El equipo ruso lo sabía". Los árbitros se pueden equivocar, pero somos deportistas

La selección española de fútbol sala logró su billete para las semifinales del Europeo de Hungría y lo tuvo que hacer con un sufrimiento extremo, no sólo por la resistencia de Rusia y su guardameta Zuev, sino por una increíble decisión de los colegiados en la definitiva tanda de penaltis, que anularon el gol del pase a Javi Rodríguez por considerar que la pelota no había entrado.

El lanzamiento del veterano ala se estrelló en la barra del interior de la portería y salió hacia fuera. Esto significaba el quinto acierto y el pase para la penúltima ronda el jueves ante la República Checa tras la parada de Luis Amado al tercer tiro desde los cinco metros de los rusos.

Sin embargo, y ante la incredulidad general, el croata Edi Sunjic indicó que el balón no había traspasado la portería y, con el beneplácito de su compañero, el francés Pascal Fritz, anularon el tanto y alargaron la tensión ante la indignación de la delegación hispana, que no daba crédito a lo que estaba sucediendo. Afortunadamente, España sí continuó inspirada en la ‘lotería’ ante Zuev y Luis Amado permitió a los árbitros dormir tranquilos, deteniendo el octavo lanzamiento Timoschenkov.

Así, a la actual subcampeona del mundo le tocó vivir otro final de infarto como hace dos años en las ‘semis’ del Mundial, con aquél extraño autogol del italiano Foglia, y la duda de si había tiempo o no. Ahora, ya sin Rusia ni Italia, el camino se hace aún más ligero hacia la quinta corona continental.

«LO QUE HA HECHO RUSIA ES MUY GRAVE»

En el programa ‘En Juego‘ de Onda Madrid, el seleccionador nacional español, José Venancio López, se mostró indignadísimo aseguró que «se le ha hecho un gran daño al deporte».

«He vivido situaciones diversas, pero nunca algo como esto. Se le ha hecho un gran daño al deporte. Sintiéndolo mucho y pese a estar contento no puedo felicitar a Rusia porque ha roto los principios más fundamentales del ‘fair play'»

«Han lanzado para ganar, sabiendo la injusticia que se podía cometer. Podría haber sido una situación muy grave. Todos sabíamos que había sido gol. En su situación, yo no hubiera tirado a marcar el penalti. Eso es deporte. Si al final hubiera ganado Rusia, ¿de que estaríamos hablando ahora? ¿Ellos se irían contentos de esa forma?»

«Ellos sabían que había sido gol, debían haberlo tirado fuera. El equipo ruso lo sabía. Los árbitros se pueden equivocar, pero somos deportistas. Los técnicos somos los primeros que debemos velar por el ‘fair play'»

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído