Petacchi se impone en la cuarta etapa

El ciclista italiano Alesandro Petacchi (Lampre) se adjudicó al sprint la cuarta etapa de la 97 edición del Tour de Francia, discurrida entre las ciudades de Cambrai y Reims sobre 153,5 kilómetros, la cual supuso la primera jornada plácida para un pelotón que continúa liderado un día más por el suizo Fabian Cancellara (Saxo Bank), virtual jersey amarillo de la carrera.

El velocista transalpino se impuso con facilidad en la línea de meta de la ciudad del Champagne al resto de favoritos en las llegadas masivas, y sumó su segundo triunfo de lo que va de carrera tras el firmado el pasado domingo en Bruselas por delante del neozelandés Julian Dean (Garmin) y del noruego Edvald Boasson Hagen, segundo y tercero, respectivamente.

Y es que esta cuarta travesía estaba marcada en el calendario de la ronda gala como un pequeño paréntesis tras los esfuerzos del tríptico por Bélgica y Holanda, donde las magulladuras, las caídas y los abandonos –el más destacado el de Frank Schleck (Saxo Bank) tras una rotura múltiple de su clavícula– marcaron la tónica de este accidentado preludio de la carrera.

Por ello, y ante una ruta totalmente llana, la serpiente multicolor se tomó la etapa, la segunda en línea más corta tras la última con meta en París, con la mente puesta en la recuperación de los golpes y las escarificaciones sufridas. No obstante, la protocolaria fuga no se hizo esperar y cinco inquietos rompieron el equilibrio inicial en los primeros kilómetros.

Entre los fugados, los principales valedores de la escapada fueron los españoles Ibán Mayoz (Footon Servetto) e Iñaki Isasi (Euskaltel), ambos con experiencia en grandes vueltas. Esta, puesta en práctica, les sirvió rápidamente a este selecto grupo para tomar ventajas que oscilaron los 4 minutos, aunque nunca llegaron a inquietar la marcha del pelotón.

Ya que por detrás, los gregarios del Columbia del británico Cavendish, del Cervélo del noruego Thor Hushovd y del RadioShack del estadounidense Lance Armstrong –en este caso por precaución debido al viento de cara– trabajaron para controlar y ‘jugar’ con las referencias de la cabeza de la carrera, que siempre estuvo a golpe de pedal.

LA REVALIDA DE PETACCHI

Finalmente, el protagonismo de los cinco escapados concluyó tras la absorción del pelotón a menos de 4 kilómetros de la meta de Reims, momento en el que la batalla por la mejor posición de cara al sprint estiró la fila de los lanzadores de los equipos con intereses en la lucha por la victoria.

Sin embargo, y pese a que la situación favorecía a Cavendish –falto de forma– tras el dominio de su equipo en estos metros, fue el italiano Petacchi el que volvió a arrancar desde lejos, a 300 metros de la meta, para repetir las mieles del éxito en una Vuelta en la que llegó a enamorar tras sus cuatro triunfos en la edición de 2003.

De este modo, la caravana del Tour de Francia volverá este jueves a disfrutar de una jornada plana de restablecimiento, en una quinta etapa de la ronda gala que ligará las ciudades de Epernay y Montargis sobre 187,5 kilómetros, la cual volverá a ser ideal para que los velocistas continúen con su pugna por el jersey verde de la regularidad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído