Reyes, Casado y Olmedo creen en el triplete en la final de 1.500 metros

Los tres corredores españoles de 1.500 metros, Reyes Estévez, Arturo Casado y Manuel Olmedo, que el viernes lucharán por las medallas en la gran final, creen en mayor o menor parte en un triplete español, y es que en las dos series de semifinales han dado muy buenas sensaciones y se han confirmado como candidatos.

El catalán Reyes Estévez fue quien menos apostó por copar los tres lugares del podio, si bien se ve preparado para luchar por medallas. «He pasado a la final y no hablo de triplete ni doblete ni nada, hay que estar recuperado y dar lo máximo posible. Puede pasar, pero ya se verá», comentó.

Con el objetivo cumplido de estar en la final, Estévez comentó que la semifinal fue «pesada». «Las sensaciones es que ha sido un poco pesada por lenta, la carrera, pero luego me he encontrado bastante bien. El apoyo del público es una presión añadida que me ayuda a motivarme y en la final va a ser un plus», espetó.

En cuanto a su serie, que ganó por delante de Arturo Casado, explicó por qué no aflojó al final pese a tener el billete asegurado. «Siempre me gusta ganar y no voy a decir que no. si estamos corriendo a un ritmo y en la última recta aflojas para ver quién da y quién no, pues yo sigo al mismo ritmo y he terminado primero. No he ido a ganar a hacer un derroche pero sí he seguido al mismo ritmo», argumentó.

Arturo Casado, por su parte, se vio «muy cómodo» en carrera y más confiado en un posible triplete en la final. «Nunca es descartable. Si ya decir que hay alguna opción es muy bueno, porque es casi utópico, es muy difícil y hay que tenerlo en cuenta pero hay alguna posibilidad. Hay que luchar por ello, ¿por qué no? Y soñar con ello», aseguró.

«Me he encontrado muy bien, muy cómodo. La final tiene una pinta impresionante pero hay que hacerlo, y la corremos todos. Va a estar muy bonita pero tenemos a dos rivales muy buenos en los dos ingleses y mañana nos van a dar guerra», matizó.

De forma parecida se expresó Manuel Olmedo, que espera llegar «a tope» a una final que prevé mucho más dura que su serie, en la que fue segundo por detrás de uno de los rivales para medallas, el británico Andy Baddeley.

«He visto a los españoles muy fuertes también, pero creo que cualquiera de los tres puede ganar y vamos a estar luchando por las medallas, espero que se decante por mí. El grupo está unido pero cada uno quiere correr y ganar», añadió.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído