"Lo siento por Pedrosa, pero no siento que haya hecho nada incorrecto"

Simoncelli, piloto de MotoGP, verdugo de Pedrosa y peligro público

El piloto italiano intentó un adelantamiento por fuera, cerrando la trazada al español, cuando este tenía el interior de la curva cogido

El australiano Casey Stoner se impuso en el circuito de Le Mans por delante de Andrea Dovizioso y Valentino Rossi; el líder del Mundial, Jorge Lorenzo finalizó en cuarta posición

Marco Simoncelli se ha ganado a pulso el cartel de «culpable». Hace cinco años era un piloto del montón en 125. Peligraba su futuro en este negocio. Y pidió consejo a Rossi para dar el salto adelante.

Se hizo su amigo. Valentino le dijo que si quería vencer debía meter la rueda, ser agresivo, asustar, porque su corpulencia le permitía jugar con esas bazas.

Ascendió a 250, una categoría más acorde con su peso (78 kilos). Comenzó a plantar cara a pilotos que eran técnicamente superiores. Con su agresividad se colocó por fin en las posiciones de cabeza. Lo malo es que empezó a poner en peligro la vida de sus enemigos.

Como cuenta T. González-Martín en ABC, su primera jugadita fue echar a Bautista de la pista en una carrera. No se le sancionó. Y se adjudicó la corona del cuarto de litro en 2009 después de poner a Barberá al borde de la muerte.

Ahora, en Le Mans, embistió a Pedrosa y lo ha dejado fuera de la competición, lejos del título y con una clavícula rota.El italiano dice que siente la caída del español Dani Pedrosa (Honda) cuando ambos peleaban por la segunda plaza en el Gran Premio de Francia de MotoGP, pero no cree haber hecho nada malo.

Pedrosa se fue al suelo en la decimoctava vuelta de la prueba y se rompió la clavícula derecha, y Simoncelli fue sancionado por la dirección de carrera con un «un paso por la línea de los garajes», con el que perdió cinco plazas.

«No me gusta, pero no siento que haya hecho nada incorrecto».

El transalpino explica así la maniobra:

«Me pasó en la recta, cuando frené yo quería pasarlo por fuera y frené más tarde que él. Mi velocidad era más alta que la suya, así que le pasé y le dejé un metro para hacer la curva».

Simoncelli añadió:

«Vi que tenía un problema en su freno y se fue largo y me tocó en la espalda y chocó, y no pudo hacer la curva. Me tocó el mono».

«Estoy muy apenado por el accidente y por el resultado porque de la segunda plaza he ido a la sexta».

«Es mi falta, pero lo que no me gusta es que he sido penalizado por la polémica de Estoril (en el Gran Premio de Portugal) y de aquí».

Anuncia que, en la próxima reunión de la Comisión de Seguridad, tratará de explicar su acción.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído