Martin gana la etapa y Mollema se viste de rojo

El ciclista irlandés Daniel Martin (Garmin) se ha hecho con la novena etapa de la Vuelta a España de 183 kilómetros con inicio en Villacastín y llegada en el duro puerto de la Covatilla de la Sierra de Béjar en una dura prueba que ha supuesto también un cambio de líder, el holandés Bauke Mollema de Rabobank vestirá el maillot rojo en detrimento de Joaquim Rodríguez que cedió en los últimos kilómetros.

El final de etapa en el puerto de La Covatilla de 9,1 kilómetros de ascenso sostenido y con pendientes del 16 por ciento ha hecho más mella en los ciclistas de las previstas. Tras la dura etapa de ayer con final en el ‘muro’ de San Lorenzo del Escorial y con la vista puesta a la contrarreloj de este lunes, todo indicaba a que la etapa de hoy transcurriría con tranquilidad y apenas habría movimientos entre los favoritos.

Sin embargo, La Covatilla vivió un final de etapa de ataques continuos, donde los favoritos tuvieron que echar el resto y la estrategia de equipo quedó en un segundo plano. Nada más comenzar el puerto, a 10 kilómetros para el final, el pelotón interceptó a los dos escapados, el holandés Pim Ligthart (Vacansoleil) y al veterano Sebastian Lang (Omega Pharma-Lotto) que habían estado escapados 150 kilómetros.

Con la cabeza de carrera situada en el pelotón, los italianos Michele Scarponi (Lampre), segundo en el Giro 2011, y Vincenzo Nibali (Liquigas), campeón de la Vuelta 2010, fueron los primeros favoritos en moverse en la cabeza de carrera. Con estos primeros ataques, se vio que Joaquím Rodríguez no estaba en su mejor día y pasó a ocupar los últimos puestos del grupo de favoritos.

Juntos a los italianos, el belga de Omega Jurgen Van den Broeck también se mostró muy incisivo intentando eliminar rivales, mientras que Bradley Wiggins (Sky) ejerció de auténtico líder y neutralizó cada uno de los ataques de los favoritos mientras que marcó un ritmo alto en el grupo de favoritos.

El ganador de la etapa de hoy, Daniel Martin, no cesó de intentar la escapada y formó diversas fugas. Primero lo intentó con el también irlandés Nicolas Roche (AG2R), después formó pareja con Mikel Nieve (Euskaltel), también muy incisivo en la subida y, finalmente, con Vincenzo Nibali.

Aunque el británico de Sky Bradley Wiggins no se mostró por la labor de permitir ninguna sorpresa y marcó un ritmo muy alto que forzó que la etapa se disputara al sprint y que el grupo se rompiera por detrás. Scarponi pagó su valentía anterior y entró a 1.50 del ganador de la etapa mientras que Joaquim Rodríguez llegó a 50 segundos y perdió el liderato por un segundo.

Con el grupo de favoritos completamente roto se llegó al último kilómetro de la prueba. El español Juan José Cobo (Geox), el nuevo líder Bauke Mollema y Daniel Martin se lanzaron al sprint ante la atenta mirada de Bradley Wiggins, que involucrado en metas más altas, no buscó la victoria de etapa. Finalmente, fue Daniel Martin quien se llevó el sprint final, la etapa y el maillot de líder de la montaña.

En la etapa de mañana los ciclistas disputarán una contrarreloj de 47 kilómetros con inicio y fin en la ciudad de Salamanca. Una etapa marcada en el calendario de contrarrelojistas y escaladores como clave para continuar con aspiraciones a la victoria final de la Vuelta a España 2011.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído