El portugués gana el oro al sprint por delante del español, y Valverde se cuelga el bronce tras llegar a 16 segundos

Rui Costa deja a los españoles con dos palmos de rueda en el Mundial de Ciclismo

El siempre batallador Nibali fue cuarto en la prueba

Rui Costa deja a los españoles con dos palmos de rueda en el Mundial de Ciclismo
Rui Costa. EP

Fascinante como siempre el Mundial de ciclismo, siete horas y cuarto los corredores sobre la bicicleta a bordo de una lluvia pertinaz, fatiga extenuante en cuerpos ateridos y consumidos, el título se resolvió por sangre fría, cálculo y pulsaciones bajo control.

El portugués Rui Costa, el de los etapas en el pasado Tour, conquistó el oro en Florencia en un final vibrante, magnífico y de amarga resolución para la selección española.

Fue al sprint, cuando ya Purito Rodríguez había intentado por dos veces la aventura en solitario. El español y Rui Costa llegaron emparejados a la última recta.

El Mundial de ruta 2013 se decidió en dos palmos. Ahí, apretando los dientes, se impuso el portugués, que antes había dejado atrás a Alejandro Valverde y Vincenzo Nibali, con los que había formado grupo para perseguir a Purito. Frente a su ataque nada pudo hacer el catalán.

«Nunca pude soñar esto», dijo el campeón, con los ojos llenos de lágrimas tras coronar el recorrido de 276 kilómetros, igual que Purito, deshecho en el podio, sin que nadie pudiera darle consuelo tras ver cómo el oro se le escapaba por centímetros.

Tercero, y por tercera vez bronce, entró Alejandro Valverde, desencantado y a 16 segundos.

Le siguió Vincenzo Nibali, cuarto, que no le disputó el podio, decepcionado por no ganar en Italia tras aguantar las acometidas de Purito.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído