Yohann Kowal ha pedido disculpas por el gesto: "Ha sido fruto de las emociones"

[VIDEO] Pitos y desplante para Ángel Mullera en 3.000 obstáculos, bronce tras perder el oro Mekhissi por quitarse la camiseta

El francés Yoann Kowal, nuevo campeón de Europa de 3.000 m obstáculos tras la descalificación de su compatriota Mahiedine Mekhissi-Benabbad, se resistió a posar junto al español Ángel Mullera en el podio y sólo se avino a hacerlo tras los silbidos del público.

Una vez que sonaron las notas de La Marsellesa, Kowal, que heredó la medalla de oro tras ser desposeído Mekhissi-Benabbad por quitarse la camiseta en la recta final, descendió del peldaño más alto hasta el que ocupaba el polaco Krystjan Zalewski, medallista de plata, dejando solo a Mullera en el cajón correspondiente al bronce.

Los silbidos del público y las palabras del polaco indujeron, finalmente, a Kowal a regresar a su posición para posar los tres juntos frente a los fotógrafos. Los espectadores franceses habían silbado a Mullera cuando fue anunciado su nombre por el locutor del estadio en la ceremonia de entrega de medallas, en protesta por la reclamación española que desembocó en la descalificación.

Después de algunos silbidos llegados desde la grada cuando Ángel Mullera, bronce, ha sido llamado para subir al podio y recibía la medalla, el francés Yohann Kowal (oro) se ha negado en un primer momento a sacarse la foto de rigor de los tres medallistas con el fondista español. Finalmente se ha sacado la foto, después de casi medio minuto de pitadas desde la grada y la indicación del atleta polaco en la plata, y más tarde ha pedido perdón por el desplante en la rueda de prensa, a preguntas de los periodistas.

En la rueda de prensa, con el catalán Ángel Mullera en la silla más próxima, el atleta francés ha pedido disculpas por el gesto, señalando que ha sido fruto de las «emociones complicadas» de los últimos dos días, y deseando también que su compatriota Mekhissi-Benabbad consiga una medalla en la final de 1.500 metros «para poder celebrarlo con él». También ha agradecido al atleta polaco haberle indicado que Mullera también tenía que estar en la foto, aclarando que «creo que Mekhissi debería estar en este podio».

Un gesto el de Kowal, que ha corregido posteriormente al sacarse una foto con los otros dos medallistas, que ha arrancado silbidos y pitidos de indignación desde la grada del Letzigrund de Zurich. Mullera ha señalado que le ha parecido un gesto «antideportivo», destacando que «yo no tengo la culpa, me limité a correr y me he encontrado con una medalla».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído