Las ‘guerreras’, plata de ley en Europa

La selección española de balonmano femenino ha caído (28-25) este domingo en la final del Campeonato de Europa de Hungría y Croacia 2014 ante Noruega, disputada en el Papp László Sportarena de Budapest, con lo que las de Jorge Dueñas se quedaron con la plata como les ocurriera hace seis años en Macedonia también con las de Thorir Hergeirsson como verdugo.

Las ‘guerreras’ rozaron la gloria en su segunda final continental, donde buscaban un nuevo capítulo a su leyenda. El éxito que supone la plata, que se suma a la de 2008 y a los bronces del Mundial de 2011 y de los Juegos Olímpicos, fue el premio para una selección que ha despertado la afición de todo un país y que peleó una vez más hasta el final. Noruega fue de menos a más y terminó recuperando su trono europeo –gran dominadora con seis oros– con billete directo a Río 2016 incluido.

Había cuentas pendientes con el rival, pero las nórdicas no eran un cualquiera. Antes de caer en la final de hace dos años, el dominio de Noruega había sido absoluto en las cuatro ediciones anteriores del torneo continental. El orgullo y calidad de las de Hergeirsson apareció en la segunda mitad para echar por tierra la primera parte brillante de las de Dueñas. La plata sabe a oro para un equipo que seis años después vuelve a lo más alto y sigue enganchando seguidores como hiciera en Brasil y un año después en los Juegos de Londres.

España llevó el peso del partido en la primera mitad, con una ventaja que llegó a ser de cinco goles (5-10), pero los dos goles con los que llegaron las de Dueñas al descanso (10-12) no fueron suficientes para manejar el despertar de la campeona olímpica. Las ‘guerreras’ remaron a contracorriente en el segundo tiempo hasta verse con cuatro abajo a menos de diez minutos para el final (26-22). Las de Dueñas se metieron en la pelea llegando a ponerse a un gol, pero en los últimos cinco minutos Noruega no apartó la mirada del oro.

GRAN PRIMERA MITAD ESPAÑOLA, GRAN REACCION NORUEGA

La primera mitad de las ‘guerreras’ fue un recital, pero nadie dijo que sería sencillo. Las de Dueñas se apoyaron en una inspirada Nerea Pena (7 tantos), como en todo el torneo, y en Sandy Barbosa (3 goles), pero desde bien pronto el duelo tomó tintes de un cara a cara entre Silvia Navarro y Silje Solberg. España dominó los primeros 30 minutos con una férrea defensa, que sin embargo se vio huérfana de ataque en dos bajones de seis minutos cada uno.

Los primeros goles de Sandy, en contrapunto con el desacierto de Marta Mangué, pronto pusieron a las de Dueñas al frente en el marcador. El duelo en portería se antojaba ya decisivo, con la mejor meta del Europeo, Solberg, sustentando a una Noruega con muchos problemas para anotar ante una Navarro que se crecía con tres paradas consecutivas, siete metros incluido, (3-7). Thorir Hergeirsson pedía tiempo muerto y las nórdicas reaccionaban (5-7).

Por duros que fueran los golpes españoles, las noruegas se aferraban a la lucha, aunque sólo Mörk (cuatro goles), con Loke anulada, encontraba un camino cortado para el resto de grandes jugadoras de la campeona olímpica. El acierto de Nerea Pena devolvió la ventaja a las españolas, que llegaba a los cinco tantos (5-10), con una presión asfixiante en defensa.

Mörk recortó distancias y España entró en una doble sequía anotadora que controló con seriedad atrás y Silvia Navarro (7-10). Las noruegas aprovecharon el bajón español en los últimos minutos para maquillar el marcador antes del descanso, el cual dejó Eli Pinedo en dos de ventaja para las de Dueñas (10-12). Tras el paso por los vestuarios Noruega quiso correr y la final pasó a ser un intercambio de golpes en el que pronto se distanció el conjunto nórdico.

España no aguantó el ritmo y tuvo que remar a contracorriente todo el periodo. Además, los errores desde los 7 metros (cuatro penaltis fallados) comenzaban a pesar, mientras que Koren anotaba con facilidad para las noruegas. Con 15 minutos por delante, la final entró en momento crítico para las de Dueñas (23-20), con Solberg volviendo con paradas tras unos minutos de Sando. Marta Mangué sumaba por fin a pares, pero España sudaba para frenar los golpes de un rival con el viento a favor.

Haciendo gala de su trabajo de equipo, todas a una pelearon para llegar a ponerse a un tanto de Noruega, con Silvia Navarro apareciendo en el momento oportuno (26-25). Sin embargo, la defensa de Hergeirsson no concedió más y el oro voló al país nórdico. La revancha de las ‘guerreras’ no llegó, pero sí un nuevo metal para volver a estar en boca de todos desquitándose del Mundial del año pasado y de los dos anteriores Europeos. Las ‘guerreras’ recuperan su merecido sitio en un podio internacional.

FICHA TECNICA.

–RESULTADO: NORUEGA, 28 – ESPAÑA, 25. (10-12, al descanso).

–EQUIPOS.

NORUEGA: Solberg (p), Sando (p), Riegelhuth (2), Kristiansen (1), Alstad (1), Loke (2), Breivang (-), Mörk (7), Oftedal (2), Koren (10), Jakobsen (-), Herrem (-), Solberg (-) y Wibe (-).

ESPAÑA: Navarro (p), Temprano (p); Martín (4); Pinedo (1), Egozkue (-); Elorza (-); Fernández (-), Chávez (1), González (-), Barbosa (4); Mangué (3), Pena (10) y Aguilar (2).

–PARCIALES: 3-2, 3-4, 5-7, 6-10, 7-11, 10-12 –al descanso–, 16-15, 19-18, 22-20, 25-21, 26-25, 28-25.

–ARBITROS: Charlotte Bonaventura (FRA) y Julie Bonaventura (FRA). Excluyeron a Riegelhuth (2), Wibe y Solberg por parte de Noruega. Y a Barbosa, Chávez, Pinedo y González (2) en España.

–PABELLON: Papp László Sportarena de Budapest (Hungría). 7.500 espectadores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído