Un Spieth de récord sacude Augusta

El golfista estadounidense Jordan Spieth volvió a brillar este viernes en la segunda jornada del Masters y entró ya en la historia del Augusta National firmando un récord de 14 bajo par en 36 hoyos, mientras que el español Sergio García perdió posiciones a pesar de que cerró su tarjeta con cuatro ‘birdies’ en los últimos cinco hoyos.

El joven talento yanqui, favorito local, rompió con las expectativas. Se esperaba un primer ‘grande’ de altura en este joven de 21 años, revelación de la PGA y segundo el año pasado en su primera participación en el recorrido de Bobby Jones. Sin embargo, Spieth volvió a romper moldes y tras su 64 del estreno, este viernes entregó una tarjeta de 66 golpes, para un total de menos 14.

Queda mucho, pero a este ritmo y con una tarde que se prevé más complicada en cuanto a las condiciones meteorológicas y exigencia de los ‘greens’, Spieth marcha dispuesto a la gesta. Con seis ‘birdies’ y una nueva demostración de madurez, el joven norteamericano batió el récord histórico de 36 hoyos que estaba en manos de Raymond Floyd desde 1976.

El líder del primer ‘grande’ de la temporada dejó sin duda complicadas las cosas a sus perseguidores. Por la mañana, el también estadounidense Charley Hoffman fue el que mejor aguantó el tipo y es segundo a cinco golpes. Hoffman, el menos esperado entre la terna de nombres arriba en el primer día, es sin embargo la mayor amenaza a la cómoda posición de Spieth, aunque a cinco golpes que pudieron ser cuatro si no cede su único ‘bogey’ del día en el 18.

El sudafricano Ernie Els, también en el grupo de cinco golfistas que comenzó el segundo día a tres impactos de la cabeza, se quedó en el par del campo con lo que mantiene su menos cinco inicial. El australiano Jason Day, con un gran arranque, no encontró la buena racha del debut, donde llegó a firmar cinco ‘birdies’ consecutivos, y con dos sobre par y un total de menos tres se quedó lejos de optar a una Chaqueta que ha rozado en tres ocasiones.

Menos fortuna tuvo un Sergio García que vio truncadas sus opciones a pesar de la reacción final. Después de sonreír por momentos este jueves, donde terminó sexto con un 68, la vuelta a los ‘greens’ del Augusta National le devolvió a la pesadilla que vive entre las magnolias habitualmente. La primera vuelta del de Borriol estuvo llena de errores y de ahí, la caída en picado. Sin embargo, los cinco ‘bogeys’ en los primeros 9, contrarrestaron con los cuatro ‘birdies’ en los últimos cinco hoyos.

El castellonense se puede agarrar a ese final y se queda con dos bajo par, lejos de los menos 14 de Spieth pero con la posibilidad de entrar al fin de semana en búsqueda de un buen resultado. El corte de este viernes terminará previsiblemente con la andadura de los otros dos españoles presentes en Augusta. Miguel Angel Jiménez y José María Olazábal juegan en el turno de tarde muy lastrados por los seis y siete golpes sobre par de la primera jornada.

Por su parte, el ex número uno del mundo Tiger Woods dio un paso más en su intento por recuperar el nivel competitivo. Después de anunciar su presencia ‘in extremis’ en un torneo que ha ganado cuatro veces, el californiano no tira la toalla. Sufrió el jueves para terminar con más uno pero el segundo día, con tres bajo par, confirmó la mejora un Tiger que sólo ha disputado dos torneos esta temporada, renqueante físicamente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído