Un Spieth de récord sacude Augusta

El estadounidense Jordan Spieth volvió a brillar en la 79º edición del Masters y entró ya en la historia del Augusta National firmando como líder destacado un récord de 14 bajo par en 36 hoyos, en una segunda jornada donde la baza española con Sergio García perdió posiciones, a pesar de que el de Borriol cerró su tarjeta con cuatro ‘birdies’ en los últimos cinco hoyos, y el número uno del mundo, Rory McIlroy, se despidió -de momento- del ‘Grand Slam’.

El joven texano de 21 años llegaba como favorito local. Lo hacía por lo demostrado en el último año, rompiendo el par en cada campo. Pero seguir ese ritmo en Augusta había que verlo. Spieth volvió a romper moldes y tras su 64 del estreno, este viernes entregó una tarjeta de 66 golpes, para un total de menos 14 (130). Son 15 ‘birdies’ en dos días que le adentran en el fin de semana con cinco golpes de renta, un récord también del torneo.

Spieth quitó mucho protagonismo a la tarde en el recorrido de Bobby Jones después de una mañana histórica que arrancaba con un colchón de tres impactos. En el quinto hoyo, después de empezar ya con ‘birdie’ en el segundo, firmó un tremendo ‘putt’ que le puso en menos 10. En su segundo Masters, pero ya como en casa, recortó también en el 8, 10, 13 y 15. El joven de Texas había superado en un golpe el récord de 36 hoyos que estaba en manos de Raymond Floyd desde 1976.

Así las cosas y a pesar de un viernes espectacular desde varios flancos, la Chaqueta Verde tiene un candidato con notable ventaja. Atentos a lo que tendría que ser una debacle sin precedentes están el estadounidense Charley Hoffman a cinco golpes; y a siete los ingleses Justin Rose y Paul Casey, más un Dustin Johnson que firmó una ronda récord en Augusta por tres ‘eagles’ (‘birdie’ de 12 metros en el 16 aparte). Phil Mickelson y Ernie Els, con menos seis y menos cinco en total, se apuntaron a lo que pueda suceder.

EL ‘OTRO’ MASTERS QUE DEJA SPIETH

Atrás quedaron otras bazas como Jason Day. El australiano tuvo un gran arranque pero no encontró la buena racha del debut, donde llegó a firmar cinco ‘birdies’ consecutivos, y cerró los dos primeros días en menos tres. Day está lejos de optar a una Chaqueta que ha rozado en tres ocasiones. Su compañero de partido, el español Sergio García, tampoco dio continuidad a un buen estreno.

Después de sonreír por momentos este jueves, donde terminó sexto con un 68, la vuelta a los ‘greens’ del Augusta National devolvió al de Borriol a la pesadilla que vive entre las magnolias habitualmente. La primera vuelta del castellonense estuvo llena de errores y de ahí, la caída en picado. Sin embargo, los cinco ‘bogeys’ en los primeros 9, contrarrestaron con los cuatro ‘birdies’ en los últimos cinco hoyos.

Sergio se puede agarrar a ese final, con dos bajo par en el total, a años luz de los menos 14 de Spieth pero con la posibilidad de entrar al fin de semana en búsqueda de un buen resultado. A la decimonovena posición del español fue a parar también el número uno del mundo Rory McIlroy. El norirlandés ha visto evadirse la primera opción de entrar en la historia como el sexto golfista en ganar los cuatro ‘grandes’.

Con la presión de serie desde que ganara el ‘British’ el año pasado y un rival a otro nivel, el de Holywood no solo no logró remontar sino que vio peligrar el fin de semana por momentos. El ganador de los dos últimos ‘majors’ comenzó cuesta abajo y sin frenos en los primeros nueve hoyos -cuatro sobre par–. En lo más difícil, McIlroy sacó galones para terminar un golpe bajo par como el primer día. Tendrá que esperar el genio norirlandés de 25 años, pero con tres ‘grandes’ este año para resarcirse y muchos Masters por delante para tratar de completar el ‘Grand Slam’.

Del mismo modo, escaló a la decimonovena posición Tiger Woods. El exnúmero uno dio un paso más en su intento por recuperar el nivel competitivo. Después de anunciar su presencia ‘in extremis’ en un torneo que ha ganado cuatro veces, el californiano no tiró la toalla este viernes, justificando su regreso tras dos meses inactivo. Sufrió el jueves para terminar con más uno pero el segundo día, con tres bajo par, confirmó la mejora.

El corte de más dos dejó fuera a Miguel Angel Jiménez y José María Olazabal, los otros dos españoles en liza ya ‘condenados’ el primer día. Además, fulminó a Jim Furyk, Luke Donald o Martin Kaymer. También se despidió un doble campeón como Tom Watson que sufrió un aciago más ocho después de bajar del par el jueves a sus 65 años. Adiós dijo Ben Crenshaw, una leyenda de Augusta con dos Chaquetas Verdes, en su 44º y último Masters.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído