(Crónica) El Barcelona jugará la final de la Liga de Campeones

El FC Barcelona superó este sábado (33-28) al Kielce polaco en la primera semifinal de la ‘Final Four’ y peleará por su novena Liga de Campeones en Colonia, un encuentro complicado que se decidió gracias a la gran segunda mitad del bosnio Danijel Saric bajo palos y al oficio azulgrana.

El conjunto de la Ciudad Condal disputará su decimotercera ‘Champions’ –ocho veces campeón y cuatro subcampeón– tras imponerse al cuadro polaco entrenado por un viejo conocido en España como Talant Dujshebaev, ex de Balonmano Ciudad Real y Atlético de Madrid.

Una de las claves de la primera semifinal de la Final Four fue el maltrecho estado físico del pívot de Irún Julen Aginagalde. El internacional español que milita en las filas de Kielce anotó tres goles en 30 minutos, pero no pudo saltar a pista en la segunda media hora por su lesión.

La primera parte se decantó del lado azulgrana por detalles mínimos. Los impulsos del extremo izquierdo islandés Sigurdsson y el poderío del francés Nikola Karabatic permitieron a los de Xavi Pascual marcharse al descanso dos tantos por delante (16-14).

La máxima renta del choque llegó tras la salida de vestuarios (19-14) en la que el Barça fue un vendaval para los polacos. Así las cosas, cuando todo parecía encarrillado la precipitación azulgrana en ataque dio pie a sendos vertiginosos contraataques del Kielce que redujo la distancia a tan sólo un gol (19-18).

EN EL DESCONTROL APARECIO SARIC

Entonces, el duelo se convirtió en un duro intercambio de golpes en medio del descontrol. Sin un claro dueño, Saric relevó al Gonzalo Pérez de Vargas bajo palos, factor que a la postre resultó determinante para el devenir del encuentro.

A un cuarto de hora para el final y con 25 iguales en el marcador, el bosnio realizó una doble parada que habría dado ventaja al Kielce, preámbulo del empuje que volvió a poner al Barça tres goles por delante a poco menos de diez minutos para la conclusión.

Esa ventaja definitiva la apuntilló Saric con un festival de paradas, y sentenció al atajar un penalti al polaco Karol Bielecki a tres minutos para el final. Ahora, el cuadro catalán espera rival del duelo entre el THW Kiel y MKB-MVM Veszprém, dos históricos del balonmano europeo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído