El británico gana su segundo Tour y Valverde se sube al podio

Los cinco golpes maestros con los que el ‘canibal’ Froome ganó el Tour de Francia

El colombiano Nairo Quintana, el único que ha plantado cara, completó el cajón

Los cinco golpes maestros con los que el 'canibal' Froome ganó el Tour de Francia
Chris Froome. TF

El Tour de Francia 2015 ha sido de Chris Froome, que reedita su victoria de hace dos años, con 1:12 de ventaja sobre el colombiano Nairo Quintana y 5:25 sobre Alejandro Valverde.El inglés se quejó el año pasado cuando conoció el recorrido de 2015, con sólo una contrarreloj de 13,8 kilómetros. Incluso meditó darse de baja como protesta por el trazado, pero luego se lo pensó mejor: el Tour es mucho Tour.

Y gracias a ese cambio de opinión, este domingo ha escuchado el ‘God save the Queen’ por segunda vez en los Campos Elíseos. Froome cimentó su victoria en el abanico de Zelanda (2ª etapa) y en un ataque brutal en la Piedra de San Martín (10ª), la primera llegada en alto de los Pirineos.

Luego supo administrar su amplia ventaja, especialmente en las dos últimas etapas de los Alpes, donde Nairo le recortó 1:58. Al británico le salió bien su estrategia de comenzar muy fuerte la carrera.

Junto al maillot amarillo, en París lució también el maillot a lunares de la Montaña.

Nairo Quintana acompañó por segunda vez a Froome en el segundo peldaño del podio. Ya lo hizo en su debut, en 2013. Este año ha vuelto a la carrera con más experiencia, después de ganar el Giro en 2014, pero no ha podido librar el último escalón.

La primera semana del Tour se presentaba como su gran obstáculo, con viento, pavés, contrarreloj (individual y por equipos)… Y los temores se cumplieron al segundo día, cuando cedió la mayor diferencia de toda la carrera: 1:28 en el abanico de Zelanda.

El colombiano había preparado el Tour para alcanzar su cénit de forma en los Alpes, lo que a la larga también le perjudicó, porque perdió 1:10 en el primer envite pirenaico.

En su terreno. Esas dos jornadas le han costado la victoria.

Alejandro Valverde, un veterano de 35 años, completó el cajón. Lo ha celebrado con lágrimas en los ojos

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído