Es un defecador empedernido y está en constante evolución

El misterioso ‘cagón’ en serie que aterroriza a los golfistas y siembra de caca los campos de golf

Se trata de una persona de costumbres, que todo parece indicar es un nombre, que tiene unas pautas de conducta muy marcadas

El misterioso 'cagón' en serie que aterroriza a los golfistas y siembra de caca los campos de golf
El campo de golf está sembrado de minas de caca. FB

Se han llegado a instalar grandes focos sobre el campo para pillar al defecador ‘infraganti', pero éste a hecho gala de una gran destreza, subiendo a un árbol para apagar los focos

Un defecador empedernido lleva castigando a los usuarios del paradisiaco Stavanger Golf Club de Noruega desde el año 2005 (Muere atacado por un cocodrilo mientras buscaba pelotas de golf).

Se trata de un viejo conocido de los propietarios del club, al que no han conseguido persuadir de que haga sus necesidades a lo largo del recorrido del campo por más métodos utilizados (Le pillan jugado al golf cuando es baja toda la temporada por problemas de espalda).

Se trata de una persona de costumbres, que todo parece indicar es un nombre, que tiene unas pautas de conducta muy marcadas (El jugador inglés la lía estrellando un carro de golf borracho).

El retrato robot del sospechoso

Como si se desplazara al trabajo, el defecador acude siempre al campo de golf a primera hora de la mañana, probablemente después del desayuno, hace sus necesidades y se va.

Pero, el ‘cagón‘ no realiza sus defecaciones de cualquier forma, a si libre albedrío, sino que sigue una pauta, tal como indica el jardinero del club.

En este sentido, Kenneth Tennfjord explica a ‘Rogalandsavis‘ que sólo deposita sus heces de lunes a viernes, sino que además tienen sus hoyos preferidos y cuida hasta el último detalles, como lo demuestra el hecho que junto al ligar del crimen siempre aparecen restos de rollo de papel higiénico utilizados.

Un defecador en contante evolución

Tantos años, recordemos desde 2005, cometiendo estas faltas han permitido seguir la evolución del defecador.

Así, Tennfjord señala que «los primeros años fueron heces relativamente duras, pero la consistencia ha cambiado», atreviéndose a señalar que se trata de un hombre, dado el tamaño de las deposiciones, que además hace gala de una gran pericia.

Se han llegado a instalar grandes focos sobre el campo para pillar al defecador ‘infraganti’, pero éste a hecho gala de una gran destreza, subiendo a un árbol para apagar los focos.

Por el momento, no se sabe de quién se trata y los responsables del Stavanger Golf Club de Noruega sigun ideando sistemas para intentar no sufrir este tipo de ataques.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído