Las ‘guerreras’ entran en calor y suman la primera victoria ante Angola

La selección española de balonmano femenino superó sin problemas (37-27) a Angola en el estreno del Torneo Internacional de España 2015, que se disputa en el Palacio de los Deportes de Gijón y supone el último test para las ‘guerreras’ antes del Mundial que arranca la próxima semana.

Las pupilas de Jorge Dueñas se apoyaron en sus sólidos pilares para comenzar a encontrar ritmo y nivel competitivo antes de la cita mundialista en Dinamarca. Este sábado, la siguiente prueba será Túnez y el previsible último examen será la verdadera piedra de toque, el domingo ante la anfitriona del Mundial, quienes doblegaron también hoy a las tunecinas (15-33).

Los galones de Silvia Navarro, espectacular en la primera mitad bajo palos, Carmen Martín, Macarena Aguilar, en su partido 200, y Marta Mangué liquidaron a su rival en 30 minutos. Las ‘guerreras’ retomaron la competición recordando su estilo y principales señas de identidad, aunque en la segunda parte se notó la necesidad de sumar minutos de preparación, sobre todo en una defensa que bajó enteros.

Con esa seriedad necesaria en defensa, más allá de lo que supone la valenciana bajo palos, y una reconocida columna vertebral las de Dueñas sentenciaron el encuentro en la primera mitad (20-11). España, que debuta en el Mundial el próximo sábado cinco de diciembre, no tuvo problemas para ponerse por delante en los primeros minutos (6-2) con oficio atrás y mucha movilidad en ataque.

Las paradas de Silvia, la primera incluso en montar el ataque, y el acierto de Carmen Martín allanaron el camino ante una campeona africana que se acercó tras la primera exclusión de las locales, ‘Sandy’ Barbosa. Mangué y Eli Pinedo no faltaron tampoco a la amplia cita con el gol en un primer acto con 10 paradas de la guardameta española.

Angola comenzó con pérdidas y precipitación en la segunda mitad y la máxima ventaja para las locales amasada antes del descanso se asentó en los 10 goles a pesar del agujero en la defensa española que encontró Magda Cazanga (que terminó con ocho tantos, uno más que Carmen Martín). El lanzamiento exterior de la angoleña obligó a Dueñas a pedir intensidad defensiva.

Sin embargo, las pérdidas de las africanas y la rapidez española permitieron los goles locales para contrarrestar los goles en la meta de Ana Temprano. El 17-16 de la segunda mitad sin duda enseñó el trabajo que tiene por delante España para afianzarse en las rotaciones y lograr ritmo competitivo, pero la esencia de las ‘guerreras’ dejó buenas sensaciones en este cuadrangular de puesta a punto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído