(Previa) La selección española busca en Malmoe un billete caro para Río de Janeiro

La selección española masculina de balonmano afrontará desde este viernes el definitivo Preolímpico donde deberá sacar uno de los dos billetes que dan acceso a los Juegos de Río de Janeiro de este verano, una misión que entraña dificultad por la entidad de dos de sus rivales, Suecia y Eslovenia, y el hecho de tenerlo que hacer en suelo sueco.

Campeona del mundo en 2013, bronce en el Europeo de 2014, cuarta en el Mundial de 2015 y subcampeona de Europa este año son los éxitos cosechados por los ‘Hispanos’ en el ciclo olímpico, pero que, sin embargo, no le han valido para estar ya clasificados por la dureza del sistema clasificatorio que, por ejemplo, premia al oro mundial de 2015 y no al de dos años antes.

Y pese a haber jugado por estar en el podio en las cuatro grandes citas del periodo, tampoco España ha podido conseguir, como sucediese en 2012, uno de los Preolímpicos, ya que la IHF decidió primar el aspecto financiero, por lo que el reto de estar en los Juegos ha elevado su dificultad.

Para lograr el éxito y no fallar a la cita olímpica, lo que no sucede desde Montreal’76, el combinado que entrena Manuel Cadenas debe quedar entre los dos primeros de su torneo, donde sus principales rivales serán ‘viejos conocidos’ como Suecia y Eslovenia, con Irán como ‘cenicienta’ y sin opciones salvo sorpresa mayúscula.

El primer partido será clave para los españoles. Ganar a los eslovenos se antoja vital porque un fallo en una competición tan corta lastra demasiado y podría hacer llegar con excesivas urgencias al domingo cuando será el turno de medirse a los anfitriones, mucho más peligrosos con el apoyo de su público y en un país donde este deporte es una religión.

A ambos equipos ya les conocen bien los ‘Hispanos’, que sufrieron lo indecible en el pasado Campeonato de Europa de Polonia ante una Eslovenia, entrenada por todo un ‘maestro’ como Veselin Vujovic, y ante la que salvó un empate a 24 después de ir a remolque todo el partido.

Los eslovenos, en cambio, no pasaron a la segunda fase del campeonato porque no pudieron ni con Alemania ni con Suecia, pero serán un rival a tener muy en cuenta principalmente por la defensa que pueda plantear al exjugador del FC Barcelona, que ya se le atragantó seriamente a la doble campeona del mundo, que tuvo que levantar tres goles de desventaja tras el descanso y que Cadenas habrá tenido ahora tiempo de trabajar.

Salir ganador de la ‘trampa’ que presumiblemente preparará Vujovic permitirá afrontar, previa victoria ante Irán el sábado, el último partido ante Suecia bien posicionados. Suecos y eslovenos se enfrentarán un día antes y dependiendo del resultado, España podría estar casi incluso ya clasificada.

SIN STERBIK, PERO CON TOMAS Y EL RETORNO DE SARMIENTO

España se ha visto ya las caras con los nórdicos este año y en ambas ocasiones ha salido victoriosa, una de forma clara por 33-22 en el Memorial Domingo Bárcenas, y otra, en el pasado Europeo y de más valor por ser oficial, por 24-22 y que puede servir más de referencia.

Los de Steffan Olsson, actuales subcampeones olímpicos, elevarán seguramente su nivel con el retorno de Kim Andersson y su ya habitual dureza defensiva, además de estar alentados por su público, pero los ‘Hispanos’ ya les arrebataron una medalla de bronce en el Mundial de 2011 que organizaron y conocen perfectamente lo que se van a encontrar.

Para este reto, Cadenas no ha hecho demasiados cambios en el equipo que alcanzó la final en el Campeonato de Europa, un bloque de sobra conocido y con el que lleva trabajando mucho tiempo, pero que se ha visto perturbado por la baja por lesión de última hora de Arpad Sterbik. El extremo Víctor Tomás, pese a no viajar con el equipo por su futura paternidad, ya se ha incorporado, aunque había sido sustituido provisionalmente por Pedro Rodríguez (Naturhouse La Rioja).

De todos modos, el preparador leonés sigue contando con la fiabilidad que le dan en la portería Gonzalo Pérez de Vargas y Rodrigo Corrales, este al que dirige en el Wisla y que está firmando una gran campaña, mientras que la principal novedad respecto al Europeo es la vuelta del central azulgrana Dani Sarmiento, que intentará dotar de más fluidez al ataque español, que demostró en la última final continental ser su principal quebradero de cabeza.

–PROGRAMA DEL PREOLIMPICO.

-Viernes.

ESPAÑA – Eslovenia 17.00/Teledeporte.

Suecia – Irán 19.15.

-Sábado.

ESPAÑA – Irán 16.15/Teledeporte.

Suecia – Eslovenia 18.30.

-Domingo.

Eslovenia – Irán 16.30.

Suecia – ESPAÑA 18.45/Teledeporte.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído