El organismo deja la decisión final en manos de las federaciones de cada disciplina, que deberán examinar a todos los aspirantes

El COI permitirá a los deportistas rusos participar en los Juegos Olímpicos de Río

El Comité Olímpico Internacional (COI), reunido desde la mañana de este 24 de julio de 2016 en Lausana, ha decidido permitir la participación de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Río, que se inauguran el próximo 5 de agosto, pero solo si demuestran que no tienen ninguna relación con el escándalo de dopaje masivo y patrocinado por el Estado confirmado por el Informe McLaren.

Para ello será cada Federación Internacional la encargada de evaluar, caso por caso, a los deportistas para asegurarse de que estos cumplen todos los requisitos establecidos por el Código Mundial Antidopaje.

Además, quedan vetados los aspirantes que hayan dado positivo alguna vez, incluso aunque hayan cumplido ya su sanción.

Quedan 12 días para los Juegos de Río. 12 días que estarán llenos de actividad en las diferentes federaciones internacionales para revisar que todos los aspirantes rusos cumplen con las exigencias establecidas.

Además, el COI se reserva la última palabra, pues revisará, uno por uno, todos los casos propuestos y les aplicará «un riguroso programa antidopaje», en coordinación con las federaciones de cada deporte y la Agencia Mundial Antidopaje.

«Todos los que no se presten a este programa verán retirada la acreditación para los Juegos», asegura el comunicado publicado por el COI sobre el asunto y que revela un esfuerzo por llegar a un equilibrio entre el derecho de los deportistas rusos limpios a participar en el mayor evento deportivo y la necesidad de vigilar y castigar el sistema revelado por el abogado independiente canadiense Richard McLaren.

Esta decisión abre la puerta a la participación de algunos deportistas, como los gimnastas. La gimnasia rusa no aparece entre los más de 20 deportes señalados por la investigación de McLaren. Pero no permite revocar la decisión que ya tomó la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) de vetar a los 68 atletas rusos que habían conseguido la mínima para los Juegos y que confirmó el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Para el COI, tras la información revelada por el informe McLaren, todos lo deportistas rusos pueden estar afectados por «un sistema antidopaje manipulado y subvertido».

«Bajo estas circunstancias excepcionales, cada uno de atletas rusos de los 28 deportes olímpicos tienen que asumir las consecuencias de lo que conlleve la responsabilidad colectiva para proteger la credibilidad de las competiciones olímpicas y la presunción de inocencia no puede ser aplicada», añade el organismo.

Luego, apelando a la «justicia individual», cada deportista tendrá la posibilidad de refutar si a su caso particular ha de aplicarse dicha responsabilidad colectiva.

El comunicado subraya que debido al poco tiempo del que se ha dispuesto, el informe McLaren «solo ha raspado» la superficie de toda la información disponible y que en el futuro podrá tomar más medidas cuando la investigación se haya completado.

Yuliya Stepanova, una de las atletas rusas que dio origen a la investigación sobre el dopaje en su país y la única que pudo participar en los últimos Europeos de atletismo, el mes pasado en Ámsterdam, tampoco podrá correr en Río pues dio positivo en 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído