El levantador de peso Om Yun Chol manda un mensaje al líder supremo

Un atleta norcoreano gana la plata en los Juegos, pero se caga de miedo y pide perdón a Kim Jong-

Cuando el levantador de peso norocoreno Om Yun Chol ganó el oro olímpico en 2012, dio las gracias al líder supremo de su país, el dictador Kim Jong-Un, y a al padre de este, Kim Jong-Il. Este domingo 7 de agosto de 2016, en cambio, les pidió perdón.

El atleta cautivó a las multidudes hace cuatro años en Londres con su actitud sonriente, su conducta juvenil y su victoria.

«¿La razón de mi mejora y por la que he podido levantar 168 kilos? Creo que ha sido el gran Kim Jong Il quien me ha dado su ayuda», dijo entonces.

Pero la historia fue muy diferente en Brasil después de que Om Yun Chol se viera sorprendido por el chino Long Qingquan, que rompió el récord del mundo y le arrebató el oro.

«Va a ser mi inspiración siempre y lo siento por no haber sido capaz de dar una medalla de oro», dijo, sombrío, el deportista norcoreano refiriéndose a Kim Jong-il, que murió en diciembre de 2011.

«ESPERO PAGAR MI GRATITUD»

«Espero volver en la próxima oportunidad y competir de nuevo para pagar mi gratitud con el oro», añadió. Om había dominado la categoría hasta ahora desde que triunfase en Londres, cuando se convirtió en el quinto hombre en levantar un peso que triplicaba el de su cuerpo y haciéndose con tres mundiales consecutivos.

El chino Long Qingquan, en la categoría de 56 kilos, y la tailandesa Hsu Shu-Ching, en la de 53, se proclamaron campeones olímpicos en la jornada de halterofilia de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Qingquain logró su segundo oro olímpico tras el logrado hace ocho años en Pekín tras sumar un total de 307 kilos, nuevo récord del mundo con 137 en arrancada y 170 en dos tiempos. Tras él, completaron el podio Om Yun Chol (303) y el tailandés Sinphet Kruaithong (289).

Por su parte, en la categoría femenina de 53 kilos, la vencedora fue la taiwanesa Shu-Ching mejoró su plata de hace cuatro años en Londres con un oro al levantar 212 kilos (100+112), finalizando por delante de la filipina Hidilyn Díaz (200) y la surcoreana Yoon Jin-Hee (199).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído