Westwood, Kaymer y Pieters, nominaciones de Darren Clark para el equipo europeo

El británico Lee Westwood, el belga Thomas Pieters y el alemán Martin Kaymer (Alemania) completarán el equipo europeo que se enfrentará al combinado estadounidense de la próxima edición de la Ryder Cup que se disputará del 30 de septiembre al 2 de octubre en el recorrido de Hazeltine National, en Minnesota (Estados Unidos).

Clarke ha optado por dos expertos para sus invitaciones como Westwood, que jugará el evento por décima ocasión en su carrera, a una del récord europeo en poder de Nick Faldo, mientras que Kaymer, autor del ‘putt’ ganador de 2012, lo hará por cuarta consecutiva.

Junto a este dúo, un debutante como el belga Pieters, decimotercer clasificado de la Carrera a Dubai y que se encuentra en buena forma tras ganar este fin de semana el torneo Made in Denmark y de haber sido segundo en el Masters checo y cuarto en los Juegos Olímpicos.

«Con Lee Westwood tenemos a uno de los jugadores de Ryder más experimentados de la historia y ha jugado bien este año, ha sido muy sólido. De Martin Kaymer nadie puede olvidar el ‘putt’ de hace unos años en Medinah y lleva seis ‘top 10’ en sus últimos torneos, tengo una gran confianza en él. Y Thomas Pieters, con el que jugué el otro día y fue increíble, con uno de los mejores 62 que he visto nunca. Estoy encantado de tener su indudable talento en el equipo», comentó Clarke.

Este trío completa un equipo ya formado por los españoles Rafa Cabrera Bello y Sergio García, los ingleses Chris Wood, Danny Willet, Justin Rose, Matthew Fitzpatrick y Andy Sullivan, el sueco Henrik Stenson y el norirlandés Rory McIlroy.

García, que afronta su octava participación en la Ryder Cup y tras disputar los Juegos Olímpicos de Río en el retorno del golf a los Juegos, reconoció que la Ryder Cup le vuelve «loco». «No hay nada igual. Me siento muy orgulloso de volver a formar parte del equipo europeo. Será mi octava edición como jugador y novena consecutiva, ya que en 2010 fui vicecapitán a las órdenes de Monty (Colin Montgomerie», declaró al servicio de prensa del Circuito Europeo de Golf.

El de Borriol reconoció que la Ryder Cup no se puede «comparar» con ninguna «competición». «Es única y muy especial. Es imposible expresar con palabras lo mucho que significa para mí. Guardo muy buenos recuerdos y fantásticas experiencias que nunca olvidaré, desde la primera que jugué en 1999 a la última en 2014», confesó.

García reconoció que en la Ryder Cup «representa» a un continente y «juega» por un equipo, lo que la hace «todavía» más «especial». «Siempre estás pensando en tus compañeros e intentas hacerlo lo mejor posible, lo das todo, y el apoyo del público es increíble», añadió.

Por otra parte, Cabrera-Bello que afronta su primera participación en la Ryder Cup, señaló que creció «viendo» la Ryder, la competición de golf «más apasionante». «Cuando la veía en televisión soñaba con jugarla algún día. La aportación de España a la Ryder Cup ha sido muy importante, haberme clasificado significa mucho para mí», subrayó el grancanario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído