Jordi Ribera: «Nos falta lanzamiento exterior, pero hemos sido muy buenos en otros aspectos»

El seleccionador español de balonmano, Jordi Ribera, señaló que a los ‘Hispanos’ les «falta» lanzamiento exterior y eso es lo que tienen que «buscar», y ha destacado que durante el Mundial de Francia, en el que fueron eliminados cuartos de final ante Croacia (29-30), supieron cubrir las «carencias» que tenía el equipo.

«Es evidente que nos falta un poco de lanzamiento exterior, las estadísticas lo dicen, pero hemos sido muy buenos en muchas cosas», indicó Jordi Ribera tras la renovación del patrocinio de la aseguradora Helvetia con la RFEBM.

«Cuando llegamos al séptimo partido con Croacia éramos uno de los mejores en contraataques, en finalización de extremo y más cantidad de goles en ese apartado y los mejores en lanzamientos de seis metros. Está claro que teníamos carencias, y sabíamos que teníamos que hacer muy bien otras cosas, pero creo que lo conseguimos y nos dio la posibilidad de decir que podíamos haber estado ahí tranquilamente», añadió.

Ribera admitió que van a «trabajar» para buscar tener mejor lanzamiento desde el exterior, pero que también deben «trabajar a corto plazo». «Son importantes las competiciones que tenemos delante; evidentemente, debemos buscarlo y potenciarlo y esa es una tarea que tenemos a la hora de formar jugadores para que en un futuro puedan ir sustituyendo lo que hay», explicó.

El preparador catalán valoró también su utilización de la defensa 5-1 ante Croacia. «Esto no es como Brasil, que durante los dos primeros años tuve a todos los jugadores para hacer la base del sistema defensivo 5-1 y aquí son cosas puntuales. Tenemos jugadores que tienen mucha experiencia», expresó.

«No lo pudimos utilizar mucho, y contra Croacia lo utilizamos un poco para que tuvieran que mover ficha; conseguimos que jugasen con siete jugadores, que era un poco lo que deseábamos, y quizá fue la consecuencia del 5-1; luego no nos salió bien porque pese a saber algunas cosas que nos podían pasar no lo supimos aprovechar», añadió.

Además, el seleccionador explicó que la posibilidad de atacar con siete hombres, que pudo emplearse por primera vez en este torneo, no les ofreció «confianza suficiente». «En la parte de la preparación lo integramos, pero luego no nos generó la confianza suficiente para hacerlo. Además, como jugábamos muy rápido al contraataque no había tantas oportunidades para hacerlo», manifestó.

«Teníamos que pensar que había equipos que tenían ventajas porque en los Juegos lo habían trabajado y nosotros al no estar nos limitó. Para hacerlo, te tienes que sentir seguro. Empezamos haciéndolo, al final no terminó saliendo muy bien y lo fuimos reduciendo. Al final, en los clubes los jugadores también lo trabajan y eso nos ayudará para poder utilizarlo luego», prosiguió.

«QUIZA TENIAMOS ALGUNAS CARENCIAS, PERO SUPIMOS SUPLIRLAS»

Los ‘Hispanos’ llegaron al Mundial de Francia con la «ilusión» de luchar por las medallas. «Al final nos quedamos en el partido de Croacia en el último momento, pero como entrenador no me puedo quedar solo con ese resultado porque ha habido cosas muy positivas como la fase de grupo en la que el equipo fue creciendo poco a poco y hubo un trabajo magnífico de implicación en los entrenamientos», comentó.

«Tuvimos problemas con los octavos de final con Brasil, hicieron un gran partido, y hay que recordar que los octavos, para el equipo que va de favorito, siempre son complicados; se demostró en los cruces de Dinamarca, campeona olímpica, y Alemania, campeona de Europa, que se quedaron fuera. Nosotros pudimos pasar y llegar a esos cuartos que terminaron siendo un cara o cruz con errores que muchas veces se producen por aciertos del equipo contrario», indicó.

En este sentido, afirmó que el «mal sabor de boca» fue perder en cuartos contra Croacia y analizarlo ahora «no sirve de mucho». «Quizá si hubiésemos estado un poquito mejor en el nivel defensivo o no hubiésemos estado tan precipitados en la parte final del partido nos hubiese podido ayudar», matizó.

«Las cosas siempre hay que medirlas en el presente. La pregunta es, ¿con la selección que teníamos podíamos haber llegado a semifinales? Sí. ¿Con esa selección podíamos haber llegado a la final? Sí. ¿Podíamos haber conseguido medalla? Sí. ¿Con ese estilo de juego lo podíamos haber hecho? Sí. Quizá teníamos algunas carencias, pero en otras cosas conseguimos ser a veces los mejores y suplir las carencias con otro aspecto. Cuando venga la próxima actividad tendremos que hacer una selección que nos deje aspirar a puestos con un estilo de juego que nos lo dé», continuó.

En otro orden de cosas, apuntó a que una de una de las cosas «positivas» de este Mundial fue la «inclusión» de jugadores nuevos como David Balaguer o Angel Fernández, que pese a la «poca experiencia» internacional demostraron el nivel que tenían. «Además hubo el mantenimiento del nivel, que es normal, de los que ya tienen experiencia y a algunos jugadores les correspondía un mayor protagonismo», recordó.

Por último, Ribera habló de los dos partidos de clasificación para el Europeo que tendrán lugar la primera semana de mayo. «En principio, todos los jugadores se han integrado en sus respectivos equipos y en las competiciones de sus clubes y lo único que vamos hacer es iniciar la concentración en Austria, porque el primero es fuera y el segundo en casa», explicó.

En este sentido, indicó que quizás empiecen en tierras austriacas la actividad para que los jugadores no tengan que viajar dos veces y poder aprovechar para hacer «dos sesiones de entrenamiento allí». «Si somos capaces de clasificarnos para el Europeo luego nos va a venir un mes de diciembre y de enero cargado otra vez de mucha actividad», concluyó.

Por otro lado, sobre el campeonato en Francia, cree que «Noruega constató el gran Mundial que hizo independientemente que al final terminase perdiendo» ante una Francia, que organizó la cita «un poco a su medida con una generación impresionante en un equipo que ya le ha dado muchos éxitos a lo largo de esta década y también con un grupo de jugadores con cierta renovación».

Además, el técnico catalán consideró «muy poco serio» algunas aspectos organizativos que beneficiaron a los anfitriones, aunque «el hecho de jugar en casa siempre te da unas ventajas»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído