Los Reyes y sus hijas ofrecerán hoy la sesión fotográfica del verano, que vuelve a Marivent

Felipe VI queda quinto en la regata y se reincorpora a los planes familiares

Felipe VI queda quinto en la regata y se reincorpora a los planes familiares
Felipe VI RS

El Rey cada año lo intenta. Esta vez tampoco pudo ser. En los tres días que ha navegado, el Rey ha mejorado notablemente la posición del velero Aifos 500, que recibió en octavo lugar y terminó en una meritoria quinta posición, pero no consiguió alcanzar ningún trofeo. Y es que Don Felipe solo regatea una vez al año mientras que muchos de sus rivales son profesionales de la vela, algunos de ellos olímpicos. O vuelve a España la estabilidad política que había en tiempos del bipartidismo, de manera que el Jefe del Estado disponga de tiempo para entrenar, o será un milagro que Don Felipe gane la Copa del Rey Mapfre, según recoge ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

De momento, habrá que conformarse con que entregue los trofeos, como hizo anoche en la ceremonia celebrada en Ses Voltes, donde reconoció a catorce tripulaciones. El otro Rey de la regata, Harald de Noruega, terminó en décima posición, aunque ya el hecho de participar con 83 años en una competición de tan alto nivel equivale a un trofeo.

Una vez concluida la regata, Don Felipe se reincorporó a los planes del resto de la Familia Real. Hasta ahora, las salidas en Palma las han protagonizado las dos Reinas, Doña Letizia y Doña Sofía, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía. Si el jueves fueron juntas al cine a ver «El Rey León», el viernes acudieron al Auditorio, donde contemplaron «El lago de los cisnes», interpretada por el Ballet de Moscú. En esta última salida llamó la atención el rápido bronceado adquirido por Doña Letizia en apenas 48 horas, pues suele ser muy enemiga de tomar el sol. La Reina acudió con un entallado vestido blanco y negro, que resaltaba sus hombros esculpidos y contrastaba con el atuendo mucho más informal de Doña Sofía y sus nietas.

Hoy volveremos a ver a los Reyes y a sus hijas juntos, ya que esta tarde está prevista la tradicional sesión fotográfica del verano, que vuelve al Palacio de Marivent tras el traslado el año pasado al de La Almudaina.

Además de la Familia Real española y del Rey Harald de Noruega, otro Príncipe se ha acercado estos días a Palma. Se trata de Kyril de Bulgaria, Príncipe de Preslav, que la noche del viernes abandonó su refugio en Porreras, un tranquilo pueblo del interior de la isla, para acercarse a la capital balear a recoger el premio que le concedió la Asociación Mallorquines de Verano por proyectar la imagen de la isla en el exterior.

El Príncipe de Preslav, Kyril de Bulgaria, con su novia, Katharine Butler
El Príncipe de Preslav, Kyril de Bulgaria, con su novia, Katharine Butler – ABC

Kyril llegó a la impresionante terraza del Hotel Valparaíso, donde se celebró el acto, acompañado por su novia, Katharine Butler, a la que conoció hace año y medio a través de un amigo común. Antes de recibir el premio -una palmera de cristal de la firma Gordiola- de manos del director del hotel, Antoni Ferrer, el Príncipe de Preslav comentó ante los periodistas que, a su pesar, se había convertido en «el hombre más fotografiado del mundo en bañador». Kyril, que es físico y trabaja en el banco de inversiones Man Global en Londres, donde reside, relató que si uno busca en Google «Kyril de Bulgaria», como se le conoce en España, salen cientos de fotos suyas en bañador «y la gente piensa que no hago otra cosa». «Si ves a un tío todo el día en la playa, nunca piensas que se tira doce horas en la oficina», lamentó. Pero si se busca en Google «Kyril Saxe-Coburg», como se le llama en el mundo anglosajón, sale un hombre vestido, que da una imagen muy diferente.

Kyril se mostró orgulloso de recibir el premio y recordó que toda la vida había veraneado en Mallorca. «Tuve la gran suerte, con mis hermanos, de pasar varios veranos en Marivent», recordó, aunque reconoció que ahora no coincidía mucho con el Rey, porque su casa está a una hora de Palma. También relató que «cuando a mis hijos se les pregunta de dónde son, dicen que son mallorquines y entre ellos hablan en español, aunque han vivido toda su vida en Inglaterra». Su truco para estar en forma: «Veinte minutos de bicicleta rumbo al despacho y diez minutos de abdominales en baño turco».

 

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído