James Bashir Ali entrenó al antiguo campeón mundial de los pesados, el ucraniano Vladímir Klichkó

El preparador de esta boxeadora recibe una paliza durante el pesaje y la pelea se cancela

La pelea por dos títulos mundiales de los pesos superwélter que iban a disputar la estadounidense Claressa Shields y la croata Ivana Habazin este 5 de octubre fue suspendida después de que hirieran al entrenador de la segunda en un altercado que se produjo el día anterior, informa la agencia AP, según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

El entrenador de Habazin, James Bashir Ali, fue atacado por la espalda por una persona no identificada durante la ceremonia de pesaje, que tuvo lugar en el Centro de Eventos Dort Federal Credit Union ubicado en Flint (Michigan, EE.UU.).

Como consecuencia de la trifulca, este preparador quedó inconsciente tras caer y golpearse la cabeza contra el suelo de concreto. Tras recibir atención en el lugar de los hechos fue trasladado a un hospital y necesitará cirugía de reconstrucción facial.

Un video difundido por las redes sociales muestra cómo el agredido entrenador tuvo un altercado con una persona que pertenecería al equipo de Claressa Shields unos 10 minutos antes de sufrir la golpiza, pero se desconoce si ese individuo fue quien realizó la agresión.

La pelea entre Shields y Habazin hubiera sido la primera ocasión en que la primera iba a pelear en su ciudad natal. En principio se programó para el 17 de agosto, pero poco antes del combate la estadounidense se lesionó.

Por su parte, James Bashir Ali fue uno de los entrenadores del ucraniano Vladímir Klichkó, antiguo campeón mundial de los pesos pesados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído