El 1976 fue la primera gimnasta que obtuvo una calificación de 10 puntos

Nadia Comaneci muestra sus ‘habilidades’ a los 58 años y recuerda su apoteosis cuando tenía 14

Todos nos acordamos de ella, porque rompió todos los moldes. Fue la ‘perfección’ total.

Y a los 58 años la ex gimnasta rumana Nadia Comaneci sigue dando de qué hablar con sus acrobacias.

La ganadora de nueve medallas olímpicas (cinco de oro), pero por sobre todo la protagonista del “10 perfecto”, compartió con sus seguidores un breve video que está recorriendo el mundo.

Pasaron 44 años de lo que resultó ser la mejor performance de su vida, la cual realizó con tan solo 14 años aquel 18 de julio de 1976.

“No siento que haya pasado tanto tiempo. Sí, me acuerdo bien. Recuerdo la Villa Olímpica, los entrenamientos… No recuerdo aquella jornada en concreto porque entonces todos los días eran iguales”, aseguró en 2016.

Hoy, cuatro años después de aquella entrevista, volvió a recordar sus mejores épocas con una grabación en la que se la pudo ver practicando un movimiento dentro de una cama elástica y sonriendo al terminar su pirueta, como siempre solía hacer en cada presentación.

“Permanece activo”, escribió.

No es la primera vez que multi campeona a nivel Mundial muestra sus habilidades. El 18 de julio del año pasado, la ex gimnasta presumió de su gran forma física, gracia y agilidad con un video en sus redes sociales en el que hacía una pirueta conocida como rueda o medialuna en la playa.

“Aquí vamos, 43 años después de aquel 18 de julio de 1976 en Montreal. El primer 10 ‘perfecto’. Y el ‘photobomb’ de mi hijo parándose de manos”, escribió en ese momento la legendaria atleta.

La oriunda de Onești hizo historia en el deporte después de conseguir un 10 perfecto en Montreal, evento en el que se quedó con tres medallas de oro, una de plata y una de bronce.

“No estaba segura de lo que estaba pasando porque el marcador solo tenía tres dígitos y lo que mostraba era 1.00. Sabía que tenía la capacidad de lograr una rutina perfecta, pero prepararte para ello en un entrenamiento y hacerlo delante de 15.000 personas son dos cosas diferentes”.

Tras su histórica participación en los JJOO de 1976, la rumana iba a obtener la medalla de oro en la categoría Suelo y Barras femenino en la cita siguiente (Suiza 1980), además de otras dos medallas de plata junto a su equipo.

Finalmente, en 1981 se retiró de la competencia, siendo su última participación en el Campeonato Mundial Universitario que se celebró en Bucarest, quedándose con cinco preseas doradas.

Posteriormente, con la llegada de la joven estadounidense Simone Biles a escena, muchos intentaron trazar similitudes y diferencias entre ambas:

“Donde la rumana era técnica y timidez, Biles es potencia y determinación”, comparó la revista GQ.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído