Tuvo que abandonar el torneo de Shangai, China

El tenista Juan Carlos Ferrero, víctima de acoso por teléfono

Recibió más de 300 llamadas a altas horas de la madrugada

Ferrero abandonó el torneo en Shangai después de sufrir un "inexplicable bajón de su juego motivado por la preocupación que le producía este hecho que le descentró por completo".

Ha debido vivir momentos más tensos que en un torneo frente a Federer.

El tenista valenciano Juan Carlos Ferrero ha sido víctima de un acoso telefónico continuado después de que su teléfono móvil fuese saboteado, según ha confirmado su entrenador, Antonio Martínez Cascales.

Los hechos han sido denunciados a la policía en el programa «Deportes a Tope» de Popular TV en Valencia, en el que también se ha desvelado que esos hechos afectaron a otras personas del círculo próximo del tenista, como recoge Efe.

HASTA 300 LLAMADAS

Según ha relatado Martínez Cascales, Ferrero llegó a recibir hasta 300 llamadas mientras disputaba el torneo de Shanghai de finales de octubre, algunas a altas horas de la madrugada y estuvo casi 48 horas sin poder conciliar el sueño.

«El asunto «está en manos de la policía. Ahora el jugador tiene olvidado el asunto y está centrado en el Open 500 de Valencia para ofrecer su mejor tenis en casa».

SMS AL MÓVIL

El acoso sufrido también incluyó algunos mensajes de móvil enviados desde el número particular de teléfono fijo de Ferrero en España que intentaban convencerle de la presencia de extraños en su domicilio, aunque esa presencia no se produjo en ningún momento y posiblemente se saboteó también el teléfono fijo a través de internet.

Ferrero abandonó el torneo en esta ciudad china después de sufrir un «inexplicable bajón de su juego motivado por la preocupación que le producía este hecho que le descentró por completo».

UNA EXTRAÑA PRUEBA

Como parte del sabotaje, los códigos de seguridad de sus teléfonos y el de sus colaboradores fueron manipulados y se produjo un bombardeo sistemático de llamadas con números cambiados. Uno de los numerosos mensajes de móvil que recibió advertía al tenista de Ontinyent (Valencia) que estaba siendo sometido a una prueba para comprobar los efectos desestabilizadores que podían tener en deportistas de elite un acoso telefónico.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído