Verdasco sueña con Wimbledon y el premio Príncipe de Asturias

Verdasco sueña con Wimbledon y el premio Príncipe de Asturias
. Agencia EFE

El español Fernando Verdasco, reciente vencedor del torneo Conde de Godó en Barcelona, sueña con ganar el de Wimbledon y el premio Príncipe de Asturias de los Deportes, según ha revelado a la revista FHM, en cuya portada exhibe sus abdominales.

Verdasco, de 27 años, semifinalista del Abierto de Australia en 2009, reconoce que su físico está trabajado a base de seis horas diarias de entrenamiento, tanto en el gimnasio como en la pista.

«Empecé a jugar al tenis a los dos años, con mi padre, y a recibir clases a los cuatro. De pequeño era un chaval muy delgado; siempre he sido muy fibrado, sin mucho músculo. Toda la masa muscular ha llegado en los últimos años», explicó.

En estos momentos le preocupa una lesión en la espalda que podría ser una hernia discal si se confirman los peores pronósticos médicos. «No he tenido muchas lesiones en mi vida: a los trece me rompí un dedo de la mano derecha y tuve que jugar una época sin revés; tengo una calcificación en la rodilla derecha desde los quince que me molesta cuando hace mucho frío o humedad, y lo que me ha pasado este año en Australia, que tengo dolores en la pierna y no sabemos si está afectado el nervio ciático».

«Cuando se está tan arriba», añadió, «una lesión puede arruinar el esfuerzo de todo el año y un simple catarro puede jugarte una mala pasada. El tenis no es como el fútbol o el baloncesto, con compañeros que te pueden apoyar si estás lesionado o enfermo. Aquí dependes sólo de ti mismo. Yo antes cogía muchos catarros y gripes, iba a EE.UU. y me metía en restaurantes que parecían un criadero de pingüinos en camiseta de manga corta. Con el tiempo aprendí».

Para Fernando el tenista perfecto debería tener «el saque de Karlovic, el aguante en pista de Rafa, el revés de Djokovic o del Potro, y la pegada… Eso es más difícil porque hay muchos tipos de pegada: la de derecha de González es muy buena, la de Nadal es muy dura… Me quedaría con Almagro, González y Tsonga».

Tiene claro cuál es su talón de Aquiles: «Regularidad, es lo único que me falta para estar entre los cinco primeros. He ido mejorando ese aspecto y el año pasado fue el mejor, terminé el noveno. Sólo me faltó haber estado en alguna final o meterme en una semifinal más. Hay una gran diferencia de puntos entre cuartos y semifinal, la diferencia entre quedar noveno o quinto».

«Si pudiera escoger un torneo que ganar, sería Wimbledon», indicó. «Siempre ha sido mi favorito. Y si pudiera elegir rival en la final, sería Federer, que lo ha ganado en seis ocasiones».

Si tuviera que elegir un premio fuera del circuito tenístico, Verdasco no lo duda: «El Príncipe de Asturias», afirmó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído