La remontada de Nadal ante Roddick, plato fuerte de la jornada

La remontada de Nadal ante Roddick, plato fuerte de la jornada
. EFE/Archivo

La costosa y ajustada victoria de Rafael Nadal ante Andy Roddick en el debut del grupo A en las Finales de la ATP (Copa Masters) fue el gran aliño de una jornada también perfecta para el serbio Novak Djokovic, que superó con más celeridad al checo Tomas Berdych.

Un verdadero susto se llevó esta noche la afición de Nadal, número uno del mundo y a punto de ceder a los dos sets contra el octavo en ese ránking, pero el manacorense supo responder con una nueva alegría.

Al término del primer parcial, en el que llegó a regalar dos puntos por faltas dobles en un mismo juego y a recibir hasta tres por servicios directos consecutivos de su rival, todo parecía indicar que Nadal iba a sufrir su primera derrota desde el pasado 14 de octubre en Shanghai, donde fue eliminado en octavos de final por el austríaco Jurgen Melzer.

Sus propios errores pasaron factura al español, que dejó escapar su mejor oportunidad nada más arrancar el partido y tampoco supo aprovechar los que le brindó ese parcial. Por eso, el ganador de siete títulos esta temporada -tres de ellos Gran Slams- tuvo que trabajar duro en el segundo para lograr la remontada.

Los sesenta minutos que ése duró aceleraron las pulsaciones del público, entre el que se sentaron esta noche caras tan conocidas como la de la cantante Kylie Minogue, el ex futbolista argentino Diego Armando Maradona o el amigo de Nadal y tenista español que acaba de anunciar su retirada para diciembre, Carlos Moyà.

La proyección de esos rostros famosos en las pantallas gigantes del recinto y los pegadizos temas que sonaban durante los recambios de pelotas animaron la cita, en la que no faltó intensidad, ovaciones e incluso algún enfrentamiento -con silbidos- entre las dos aficiones.

La de Nadal supone la primera victoria española después de las siete derrotas del año pasado, entre las de él y Fernando Verdasco, quien se quedó este año fuera de la competición de los ocho mejores por un sólo puesto.

Pese a los fallos de los que se lamentaba Nadal, su contrincante de esta noche, Andy Roddick, opinó que el español «siempre está mejorando».

«Siempre es capaz de golpear bien en la red. Los detalles no son un pasado para él».

Rafa se prepara ahora para rememorar el miércoles su prueba ante Novak Djokovic en la final del Abierto de Estados Unidos y, mientras, tratará de «buscar una nueva forma de servicio» que le permita avanzar en esta competición.

Mientras que Nadal ocupó el plato fuerte de la jornada, el serbio Novak Djokovic, número tres del mundo, protagonizó un duelo más calmado en el que logró lucirse y terminar rápido la primera cita, para llegar descansado a la del miércoles.

El afectado por ese ímpetu y seguridad fue el checo Tomas Berdych, al que le amargó su debut en las Finales de la ATP (Copa Masters).

Djokovic superó en una hora y veintiocho minutos al sexto jugador del ránking mundial, quien le había vencido por primera vez en el último partido en el que se habían enfrentado, el pasado 2 de julio en las semifinales de Wimbledon.

El arranque fue doloroso para Berdych, que vio cómo su rival le rompió el servicio en el primer juego y le impidió incluso puntuar en otros dos.

El serbio, que llegó a alcanzar este año el número dos del mundo, tuvo que lidiar, sin embargo, con la velocidad que Berdych, de 25 años, ponía en su servicio y que le permitió anotarse hasta tres saques directos en un mismo juego, el séptimo del partido.

Probablemente ése fue el mejor momento del encuentro para Berdych, un novato en este «Torneo de Maestros» que en ningún momento estuvo a la altura de su contrincante.

El ambiente que reinó en las gradas durante el primer partido del grupo A no tuvo nada que ver con el que se vivió en el encuentro que disputó en la primera jornada el gran ídolo local, el británico Andy Murray, ni con el que congregó la gran cita de la noche, con el número uno del mundo.

Celia López

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído