'No puedo pensar como un pibe de 22 años cuando voy a jugar con Federer una final de Grand Slam'

Juan Martín del Potro: ‘Pasé de ser el futuro número uno a no ser nada’

'Tal vez el número uno tenga que ser Djokovic, que ganó Australia y Dubai, pero le falta un poco, no hizo lo que Nadal; el ranking no es mentiroso'

Juan Martín del Potro: 'Pasé de ser el futuro número uno a no ser nada'
Juan Martín del Potro. EP

Sé que el camino es largo y me puede llevar meses o tal vez todo el año

De ganar la final del US Open a Roger Federer en el 2009 a pasar todo un año en la nada. Juan Martín del Potro es consciente de que su lesión del pasado curso es «un reflejo de la vida» ya que pasó del todo a la nada en sólo unos meses.

«Lo que me pasó es un reflejo de la vida, te puede cambiar todo en un segundo. En 2009 me cambió la vida ganando el US Open, pero pocos meses después me volvió a cambiar la vida con la lesión en la mano. Pasé de ser el futuro número uno del mundo a no ser nada. Pasa todo tan rápido…».

Lo cuenta todo en una entrevista con el diario argentino ‘La Nación’.

Su grave lesión en la muñeca derecha, por la que tuvo que pasar por el quirófano y le tuvo casi diez meses fuera de las canchas, le ha hecho valorar más su condición de tenista de elite.

«Me di cuenta de que sin tenis, no podía estar, lo extrañaba demasiado y hoy lo hago con muchísimas más ganas que antes y hago más esfuerzos que antes en los entrenamientos. Y dentro de lo malo que fue 2010 para mí, esto es lo que rescato de positivo, el hecho de valorar otras cosas».

Sin embargo, su victoria hace unas semanas en Delray Beach le permite levantarse «más tranquilo» porque los buenos resultados dan «más serenidad» aunque sabe que no puede relajarse porque aún no está donde estuvo «hace dos años».

«Ganar es una motivación. Pero sé que el camino es largo y me puede llevar meses o tal vez todo el año».

Haciendo repaso del último año, reconoció que lo peor fue no saber cuál era su diagnóstico.

«Dentro de todo lo malo de una lesión creí que no estaba mal. Pero después se empezó a complicar, no encontrábamos el diagnóstico, había días que estaba angustiado porque no teníamos una solución y era difícil».

Delpo‘ recalcó que sigue siendo «un pibe» a pesar de que ha tenido que tomar «decisiones importantes» que otros jóvenes de su edad no deben asumir.

«El día que estábamos en los Estados Unidos con Franco (Davin, su entrenador) y Martiniano (Orazi, el preparador físico) y el médico me dijo que tenía que operarme…, fue durísimo. Esa decisión era muy personal y tuve que tomarla yo, allá, lejos de todo».

De todos modos, siempre ha sido consciente de que su deporte «es exigente» desde la infancia.

«Hoy me tengo que poner a la altura de tipos grandes, no puedo pensar como un pibe de 22 años cuando voy a jugar con Federer una final de ‘Grand Slam’. Y eso, o lo haces o te pasan por arriba».

Al tiempo que asegura que su único deseo es «estar sano», desvela que no mira mucho el ranking, en el que ascendió 77 plazas con su victoria en Delray Beach.

«El ranking puede ser mentiroso con dos o tres jugadores, pero después no miente nunca, es justo. Tal vez hoy el número uno tenga que ser Djokovic, que ganó Australia y Dubai, pero le falta un poco, no hizo lo que hizo Rafa Nadal. El ranking no es mentiroso».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído