Sánchez Vicario: «España tendrá que trabajar duro, debería haber una gran evolución»

El extenista español Emilio Sánchez Vicario considera que el tenis nacional debe «trabajar duro» para que haya una «gran evolución» como ocurre en Estados Unidos donde las escuelas son una gran fuente de promesas en este deporte.

«España tendrá que trabajar duro con las pocas opciones con las que cuenta con los jugadores entre los 22 y los 24 años; en el caso de los jugadores junior, debería haber una gran evolución. Hemos empezado a colocar a tres jugadores en el ‘top 500’; ¿continuarán la herencia de nuestros grandes? Nos hallamos ante un gran reto», señala Sánchez Vicario en un artículo.

Y es que el madrileño -que llegó a ser número 7 en el ranking individual ATP y número 1 en el de dobles- ha realizado una comparativa entre el tenis americano y el tenis español para Instituto Internacional de Entrenadores (ICI).

«En los pasados veinte años España ha sido el país líder en este deporte, no sólo en lo que respecta al número de jugadores en el ‘top 100’, sino también respecto al número de jóvenes promesas en aras de alcanzar la cima», afirma.

Pero para el excapitán del equipo español de la Copa Davis la cosa está cambiando. Muestra de ello es que Estados Unidos cuenta con nueve jugadores de gran talento con edades entre los 17 y los 22 años con rankings entre los 70 y el 300 mientras que España no tiene ninguno. Hay un total de diez jugadores estadounidenses entre los 26 y los 29 años en el ‘top 300’ por cinco españoles en este rango de edad.

Según este estudio de Sánchez Vicario, España solo vence en una categoría, la cual no es precisamente un buen indicador, ya que cuenta con trece jugadores de más de treinta años en el ‘top 300’, a diferencia de Estados Unidos con sólo tiene dos, lo que da muestras de la dificultad para encontrar nuevos valores.

La tendencia de los últimos diez años muestra que los jugadores con talento llegan a la cima del ‘top 100’ entre los 22 y los 23 años, y alcanzan su máximo nivel entre los 27 y los 28. La generación actual de jugadores americanos es tan potente que con sus rivalidades, referentes y motivación podrían romper todas las tendencias y situarse en la cima en uno o dos años.

«Mientras que España en la actualidad todavía lidera los rankings del tenis pero con jugadores en la franja alta de edad, en unos tres o cuatro años o incluso menos los Estados Unidos la superará en todas las categorías y alcanzará el top mundial, después de veinte años», indica.

Un grupo liderado por el joven de 18 años Taylor Fritz, número 54 del mundo, y al que siguen de cerca otros como Donaldson, Tiefoe, Opelka y Rubin es, según Sánchez Vicario «la mejor generación de los últimos diez años».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído