El español busca alargar su buen momento en un escenario poco propicio

Rafa Nadal: «No estoy cansado de ganar»

Rafa Nadal: "No estoy cansado de ganar"
El tenista español Rafa Nadal. RD

El tenista español Rafa Nadal tratará de llevar su buen estado de forma actual, coronado con el título el pasado domingo en Pekín, a Shanghai, escenario del octavo y penúltimo Masters 1.000 de la temporada, históricamente poco propicio para sus intereses.

«Voy día a día y mi calendario siempre depende de cómo se sienta mi cuerpo y mi mente. Me sentía listo para estar aquí y aquí estoy».

«Pekín ha sido un torneo que he peleado por ganar durante tiempo y finalmente lo conseguí este año. Fue un torneo importante para mí, un momento importante, y estoy haciendo un buen tenis».

El balear volvió la semana pasada a las pistas tras su victoria en el Abierto de los Estados Unidos y lo hizo sumando su sexto título que le da fuerzas para afrontar un tramo final de campaña en el que siempre le ha costado un tanto lograr triunfos.

El número uno del mundo fue de menos a más hasta arrollar al australiano Nick Kyrgios y levantar un título que aumentó su renta en el ranking sobre el suizo Roger Federer, que aún aspira a arrebatarle el trono a final de año al manacorí en unos meses con torneos que favorecen su tenis y que también vuelve a jugar en el circuito tras el ‘grande’ neoyorquino.

Nadal debutará en Shanghai este miércoles en el tercer turno de la Pista Central ante el estadounidense Jared Donaldson, con el que nunca se ha enfrentado y primer rival de un cuadro donde ya la espera el italiano Fabio Fognini en tercera ronda.

El búlgaro Grigor Dimitrov, al que ganó en semifinales de Pekín, se le podría volver a cruzar en cuartos, mientras que el croata Marin Cilic es el mejor cabeza de serie en esta parte superior del cuadro.

De todos modos, el tenista español no defenderá demasiados puntos por su eliminación en su debut en 2016 ante el serbio Victor Troicki, una muestra más de que este Masters 1.000 no es de sus ‘predilectos’. Su mejor actuación fue la final perdida ante Nikolay Davydenko en 2009, y aunque también tiene dos semifinales en 2015 (Jo-Wilfried Tsonga) y 2013 (Juan Martín del Potro), en sus otras cuatro presencias nunca pasó del segundo partido.

Una vez más, el deseo de los espectadores es que se produzca la final entre el balear y Roger Federer, algo que fue habitual en el primer tramo de campaña con tres (Australia, Indian Wells y Miami), pero que ya no se ha vuelto a producir en el resto de temporada.

El de Basilea vuelve al circuito tras el US Open, donde cayó en cuartos ante Del Potro, y después de su participación, como Nadal, en la Rod Laver Cup de exhibición. El suizo está a 2.370 puntos del español en el ranking y no defiende puntos en este tramo de campaña por su ausencia por lesión en 2016, por lo que intentará recortar el máximo de puntos posibles para arrebatarle el trono.

El ganador de 19 ‘Grand Slams’ comenzará su participación frente al argentino Diego Schwartzmaen Shanghai, donde sólo ha ganado una vez (2014) y en su última visita en 2015 fue eliminado en su estreno por Albert Ramos. En su camino podrían estar el entonado belga David Goffin, ganador en Shenzhen y Tokio de forma consecutivo, y un ‘Delpo’ que se le suele atragantar.

Las extrañas manías de Rafa Nadal

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído