Copa Davis

El madridista Federer deja como el culo a Piqué

La negativa del tenista suizo a jugar la competición de tenis que promueve el culé ha desatado una guerra entre ambos que demuestra el mal perder del catalán

El madridista Federer deja como el culo a Piqué
Federer y Piqué DC

Piqué está mas centrado últimamente en sus negocios que en jugar al fútbol. Ahora que su juego empieza a decaer a pasos agigantados, cuando ya no le tapan sus errores ni los pelotas de la caverna culé, a Piqué parece habérsele encendido la bombilla de los negocios, con el asunto de la nueva Copa Davis como mejor ejemplo. Eso sí, ni siquiera con chaqueta y americana el catalán deja de hacer el ridículo buscando polémicas absurdas, como la última que ha tenido con Roger Federer, según recoge Rubén Gómez en defensacentral.

Federer, gran aficionado al Real Madrid como ha demostrado en varias ocasiones acudiendo al palco del Santiago Bernabéu o fotografiándose con los jugadores del conjunto madridista, ha mantenido una conversación con Piqué a distancia con reproches. Una pelea en la que Piqué parece sentirse en su salsa, siempre dentro de la polémica y con faltas de respeto que no se le deberían consentir a un niñato como él.

Piqué se puso a criticar la edad de Federer y su estado físico porque el suizo le dijo que no jugaría esa nueva competición que se ha sacado de la manga. Es más, el tenista llegó a decir públicamente que ‘la Copa Davis no puede ser la Copa Piqué’. Un golpe duro para el catalán que, picado en su orgullo, respondió de forma miserable y cutre, atacando el estado físico de una de las leyendas más grandes que ha dado el deporte mundial.

«El caso de Roger es muy atípico (…) Siempre priorizó otros torneos, aunque sería fantástico que estuviera y le abrimos las puertas. Pero tiene la edad que tiene y las piernas le dan para lo que le dan», aseguró Piqué sobre el ‘no’ de Federer a jugar la nueva competición tenística.

Finalmente, lejos de afrontar con deportividad la negativa del suizo, Piqué se revolvió como un escorpión, poco acostumbrado a que le digan que ‘no’ en su millonaria vida. Federer, además de madridista, le ha puesto los puntos sobre las íes al bufoncete culé que, por cierto, tanto que ha criticado a Madrid y a los «hilos» de la capital, y ha tenido que utilizar la ciudad que tanto odia para poder llevar a cabo su último caprichito de niño mimado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído