El australiano solicitó los dos minutos de parón en el partido contra Khachanov aunque no fue para refrescarse

Así fue el agresivo uso del parón para ir al baño de Kyrgios

Así fue el agresivo uso del parón para ir al baño de Kyrgios
Nick Kyrgios ABC

Un apretón lo tiene cualquiera. Nick Kyrgios siempre da espectáculo. En la pista y fuera de ella. Por desgracia, la mayor parte del tiempo no utiliza su talento para ganar partidos sino para sumar derrotas innecesarias y animadversión de la grada. En su encuentro del Masters 1.000 de Cincinnati contra Karen Khachanov tuvo cerca el triunfo, pero se dejó llevar por la ira hacia el árbitro y cedió ante el ruso, según recoge el autor original de este artículo ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Con 5-4 a favor para ganar se encaró con el juez de silla al considerar que habían puesto el reloj demasiado pronto para su preparación del saque. Le espetó unos cuantos insultos y el tie break del segundo set, al final, fue para Khachanov. La rabia lo llevó a solicitar el parón de dos minutos para ir al servicio, pero no fue a refrescarse precisamente.

Ni siquiera, con dos raquetas destrozadas, encontró la paz. Y acabó cediendo también el tercer set. Khachanov se enfrentará a Lucas Pouille.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído