CRACKS DEL TENIS

Rafa Nadal: pelotazo de campeón y tierno beso a una niña recogepelotas

Es un gigante Rafa Nadal y no sólo por lo que ha dado al deporte español o por su impresionante trayectoria en el tenis mundial.

Un coloso con un corazón de oro. Lo ha vuelto a dejar patente en el Open de Australia este 23 de enero de 2020.

El triunfo de Nadal ante el batallador Federico Delbonis, que le clasificó para tercera ronda, tuvo este jueves su momento más emocionante al final del tercer set, cuando el español estaba a punto de sellar su triunfo.

Sacó el argentino un cañonazo, metió la raqueta el español y su resto, muy desviado, impactó como un balazo en el rostro de una niña recogepelotas, que se encontraba de pie cerca de la red, justo al lado del juez de silla.

Nadal ni lo dudó un segundo. Paró el juego, se encaminó hacia la criatura y allí, dejando embelesado al público, levantó la gorra de la chiquilla, le preguntó si estaba bien, la abrazó y le estampó un beso en la mejilla.

La chavalita se ruborizó y el campeón volvió a su lado de la pista, con una sonrisa tímida y siguió jugando.

Era la recta final del encuentro y la Rod Laver Arena se vino abajo.

El resultado (6-3, 7-6 y 6-1) es algo engañoso: el español no anduvo fino en el juego y el cansancio que alegó estos días pasados como justificación a su irregular juego empieza a preocupar.

Lento y poco lúcido en algunos momentos del encuentro, con errores de bulto, la segunda manga se le complicó muchísimo.

A pesar de todo, tres sets le bastaron para sentenciar el choque.

Hecho lo cual, tras estrechar la mano con Delbonis, volvío con la recogepelotas y charlo unos segundos con ella, además de regalarle su bandana ‘mágica’.

Luego, con los periodistas, se explayó un poco:

“Para ella quizá no fue un buen momento. En realidad estaba muy asustado por ella porque la bola era rápida y golpeó en su cabeza. Es una niña muy fuerte”.

Hubo un periodista que bromeó con el beso: “¿No te preocupó lo que podía pensar tu mujer ?”.

La respuesta de Nadal desató la risa en las gradas: “Después de 15 años ya no le preocupa mucho”.

Enfocaron a la grada y Xisca Perelló sonreía.

Nadal reconoció que la pelota que se utiliza en Australia no es la ideal para su juego porque no consigue “dañar al rival”.

“Noto la pelota muy pesada. Cuando jugamos con bolas nuevas sí que es cierto que son rápidas pero después de 6 o 7 golpes, la pelota se vuelve muy pesada”.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído