La decisión supondrá pérdidas millonarias para la organización internacional

La WTA cancelará sus negocios con China si no se aclara la violación a Peng Shuai

La deportista no ha sido vista en público desde que acusó a Zhang Gaoli, exviceprimer ministro chino

La WTA cancelará sus negocios con China si no se aclara la violación a Peng Shuai
Peng Shuai y Zhang Gaoli PD

La polémica por la tenista Peng Shuai, desaparecida en la actualidad tras haber denunciado el acoso sexual del exviceprimer ministro de su país, encendió las alarmas en la WTA.

La institución está dispuesta a asumir las pérdidas millonarias que le supondría cancelar sus vínculos con China si no arroja toda la luz sobre el caso.

«Estamos dispuestos a retirar nuestros negocios de allí y lidiar con todas las complicaciones que conlleva porque esto es realmente mucho más importante que el negocio. Las mujeres deben ser respetadas y no censuradas», aseguró en una entrevista con la CNN estadounidense Steve Simon, CEO de la WTA, circuito que cuenta con varios torneos en el ‘gigante’ asiático, entre ellas las Finales WTA en Shenzhen.

Peng no ha sido vista en público desde que acusó a Zhang Gaoli, exviceprimer ministro chino, de obligarla a tener relaciones sexuales en su casa. La tenista, exnúmero uno del mundo en dobles y doble campeona de ‘Grand Slam’ en esta modalidad, lo hizo a través de una publicación en la red social ‘Weibo’, que fue eliminada a los 30 minutos, al igual que todo rastro de mención.

Simon aseguró que han hablado con la Asociación China de Tenis y que les han asegurado que la jugadora estaba sana y salva en Pekín, pero que los intentos de comunicarse directamente con ella habían sido infructuosos.

«Nos hemos comunicado con ella en todos los números de teléfono y direcciones de correo electrónico de los que disponemos, y a través de otras formas de contacto, pero hasta la fecha todavía no hemos podido obtener una respuesta», apuntó el directivo.

Este también arrojó dudas sobre el supuesto correo electrónico que habría recibido por parte de Peng afirmando que estaba bien y dando marcha atrás en sus acusaciones, y que fue publicado por medios estatales chinos.

Para Simon, ese ‘email’ fue una «declaración preparada de algún tipo» y advirtió que aún no había recibido una respuesta de seguimiento, a pesar de haber respondido de inmediato. «Si fue obligada a escribirlo o si alguien lo escribió por ella, no lo sabemos, pero en este momento no creo que tenga ninguna validez y no estaremos cómodos hasta que tengamos la oportunidad de hablar con ella», subrayó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído