Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

USA y el Sahara Occidental: Hillary Clinton, ¿cómplice o saboteadora de Obama?

Hillary R. Clinton acaba de visitar Marruecos donde acaba de hacer unas escandalosas declaraciones a la agencia oficial marroquí. En síntesis: Marruecos es un país cuyas «reformas» resultan envidiables y la «autonomía» para el Sahara es una «buena» «solución». Que se diga esto cuando en Marruecos se ha desatado la mayor oleada represora desde que accedió Mohamed VI al trono y cuando Marruecos acaba de encarcelar a los dirigentes de la resistencia pacífica en los territorios ocupados constituye un sarcasmo y una provocación. La cuestión es saber si Clinton actúa por cuenta de Obama o actúa por cuenta de Marruecos.

La relación de los Clinton con Marruecos viene de antiguo. Ella misma confiesa que en 1999 visitó Marruecos

He efectuado una visita hace diez años a Marruecos y guardo siempre buenos recuerdos de este desplazamiento y de otra visita anterior.

En efecto, Hillary Clinton y su hija Chelsea visitaron privadamente el desierto marroquí bajo la protección de un impresionante despliegue de seguridad del Ejército del sultán.

Más recientemente, cuando Hillary Clinton fue nombrada Secretaria de Estado, se tuvo que publicar la relación de donantes a la Fundación Clinton. Entonces se confirmó que entre los generosos donantes de dinero para la misma se encontraba Mohamed VI.
Por tanto, si algo hay claro es que Clinton es, sin duda alguna, simpatizante de Marruecos.

Esa es la premisa desde la que conviene examinar sus declaraciones en torno a dos cuestiones.

I. Hillary Clinton y la «democracia» marroquí
Clinton, en su entrevista a la MAP [se puede ver aquí en un video sumamente esclarecedor] afirma esto:

Quiero expresar mi apreciación, como lo había hecho a SM el Rey Mohammed VI, de los cambios que se iniciaron bajo su liderazgo y que el Gobierno sigue bajo su conducción. Estimo que estos cambios son importantes.
Saludo especialmente el refuerzo de las libertades de la mujer, lo que consolidó su participación en varios ámbitos. Soy consciente de que durante las recientes elecciones municipales, 3.000 mujeres han sido elegidas. Creo que eso hará de Marruecos un país aún más fuerte. Cuanto más se implica al ciudadano más se le acostumbra a tomar decisiones responsables, lo que no dejará de hacer de Marruecos un país aún más fuerte.
(…)
Consideramos a Marruecos como un ejemplo en varios ámbitos. Estimamos que Marruecos puede mostrar el camino que debe seguirse en materia del refuerzo de la comprensión entre los Estados Unidos y el mundo musulmán.

Y esto lo dice cuando:
– se acaba de condenar a penas de cárcel a varios periodistas marroquíes por indagar acerca de la salud de Mohamed VI.
– se acaba de cerrar un periódico por publicar una caricatura
– se acaba de censurar a «Le Monde» en Marruecos
– se acaba de censurar a «El País»
– se ha detenido a varios marroquíes por querer ejercer su libertad religiosa
– Human Rights Watch denuncia que la libertad de asociación en Marruecos es ficticia.

Cosas éstas que Hillary Clinton sabe, entre otras cosas, porque Reporteros sin Fronteras (RSF) le acaba de enviar el 28 de octubre una carta abierta denunciando una buena parte de estos abusos.

II. Hillary Clinton y el Sahara Occidental
Clinton también se ha pronunciado ante la MAP sobre la posibilidad de una «autonomía» en el Sahara Occidental:

– P.: Sra Secretaria de Estado, reafirmó que no hay ningún cambio en la posición de la Administración Obama con respecto al plan de autonomía marroquí para el Sahara. ¿Puede darnos aún más precisiones?

– R.: Se trata de un plan, que, como saben, ha sido iniciado bajo la Administración Clinton. Se reafirmó bajo la Administración Bush y permanece la política de los Estados Unidos bajo la Administración Obama.
Actualmente apoyamos el proceso de las Naciones Unidas, ya que consideramos que una solución pacífica de las dificultades, que existen con sus vecinos del este, del sur, del oeste, servirá los intereses de todo el mundo. Habida cuenta de nuestra relación que se data de hace mucho tiempo, somos muy conscientes de que hasta qué punto la coyuntura es difícil. No quiero que haya dudas, en la región o en otros lugares, con respecto a nuestra política que sigue siendo sin cambios.

A la vista de esta respuesta debemos preguntarnos si la señora Clinton sabe lo que dice. Y si lo sabe, qué es lo que quiere decir.

Cinco precisiones se imponen:

Primera.
Para empezar, el plan de «autonomía» no «se ha iniciado bajo la administración Clinton», sino al comienzo de la administración Bush.
Bill Clinton fue presidente hasta el 20 de enero de 2001. A partir de entonces, hasta el 20 de enero de 2008 el presidente fue George W. Bush.
El Plan de «autonomía» se presentó en el informe del Secretario General informe S/2001/61, que es de 20 de junio de 2001 y abarca los acontecimientos que se han producido desde que el Secretario General de la ONU presentó su anterior informe al Consejo, de fecha 24 de abril de 2001 (S/2001/398).
¿Le falla la memoria a la Sra. Clinton?

Segunda.
Ese plan de «autonomía» de 2001, que la mala memoria de Hillary dice que «se ha iniciado bajo la administración Clinton» no es el mismo que el plan de «autonomía» presentado por Marruecos en 2007.

En consecuencia, es rigurosamente falso decir que el «plan» «bajo la administración Clinton» «se reafirmó bajo la administración Bush», porque ni se presentó aquel plan con la Administración Clinton, sino el primer año de la administración Bush, ni ésta, en su segundo mandato, apoyó el plan de 2001, porque lo que hizo fue sostener el plan marroquí de 2007.

Tercera.
El plan que dice erróneamente Hillary que fue «iniciado bajo la administración Clinton», pero que se publica bajo la administración Bush es el llamado «proyecto de acuerdo marco» de 2001, que se publicó como anexo del informe S/2001/613, presentado por el Secretario General de la ONU al Consejo de Seguridad.
Este plan nunca fue aprobado por la ONU.

Cuarto.
En cuanto a su contenido, el plan de «autonomía» de 2001 es muy diferente del presentado por Marruecos el 11 de abril de 2007.
Ambos hablan de una «autonomía» pero, entre otras cosas:
a) Por un lado, el plan de 2001 concedía más competencias que el plan marroquí de 2007.
b) Por otro lado, el plan de 2001 establecía una garantía internacional de la que carece el plan marroquí de 2007.
Ambos resultaban insuficientes y contrarios a la legalidad internacional, pero uno es más insuficiente y más gravemente ilegal que el otro.

Quinto.
El plan de «autonomía» no es el único que ha apoyado la administración norteamericana. Conviene recordar que, en el primer mandato de Bush, primero se apoyó el plan de «autonomía» de 2001, pero después en 2003 la administración USA apoyó el Plan Baker. Y conviene no olvidar que el Plan Baker, éste sí, recibió el respaldo, unánime, del Consejo de Seguridad en su resolución 1495, de 2003.

A la vista de todo lo anterior, conviene preguntarse:
1º. ¿Ha olvidado Hillary Clinton quien era el presidente de su país en junio de 2001?
2º. ¿Sabe Clinton que el plan de 2001 no es el mismo que el de 2007?
3º. Si no lo sabe, ¿cuando va a cambiar de asesores?
4º. Pero si lo sabe,
a.- ¿está diciendo Clinton a Marruecos que la «autonomía» que propuso en 2007 es insuficiente?
b.- ¿está actuando Clinton en complicidad, o en deuda, con Marruecos para sabotear a Obama?
c.- ¿está actuando Clinton de acuerdo con Obama?
d- ¿o simplemente está riéndose del periodista de la MAP?

POST-SCRIPTUM
Sobre este asunto recomiendo también el artículo de Atenea Acevedo titulado «Relaciones peligrosas«.

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído